TusTextos.com

Antártida

No he besado a nadie como tú antes. El solo contacto de mis labios con los tuyos hace que mi corazón deje de latir, y cuando hablo contigo, el tiempo parece tomarse vacaciones y no cuento los minutos. Todo se detiene mientras tú me atraviesas con el fulgor de tus ojos cual zafiros afilados y me preguntas por tus defectos. En este mundo, no existen.
Me has hecho confesar miedos que creí enterrados.
Nos hemos reído imaginando el futuro.
Tus manos jugaban con las mías.
Ni siquiera la palabra noviazgo es más que un juego, una sombra, la heredad de Saba.
Mi amor por ti se escribe con minúsculas, pero creo que serán elevadas a la enésima potencia dentro de un tiempo. ¿Cuánto tiempo?, me pregunto a mí mismo, mientras camino por las calles en las que se esconde la revolución y la esperanza mana de cada boca abierta, convertida en una chimenea de vapor por este frío que congela la misma muerte.
Una mujer me pide dinero mientras se muere de hambre. Ni me lo pienso. Y entonces comprendo que cuando me paré a pensar en lo que sentía por ti, el corazón respondió "Just do it" y yo le seguí la corriente. Como una cazadora y un lobo del norte. Como una duquesa y un conde.
Luko179109 de febrero de 2012
Archivado en:
cuento amor mujer mente dia frio

Más de Luko1791