Cómo No Conocí a Vuestra Madre

(o el poema anteriormente conocido como "Lo último que he escrito").

Sentada con las piernas cruzadas. Diletante de pensamientos baldíos.
Fugada en memorias lejanas. Caminante por senderos vacíos.
Corrupta al perderse en los resquicios de nada
Entonces fue cuando supe que la amaba.

Para ella compré, malvendiéndome
un rincón para el deleite del alma y el tiempo.
Y allí vi esperándome
a un fantasma dedicado a sus lamentos,
emboscado en el jardín de las delicias
del arrepentimiento.
Dormida la virtud sin pretenderlo
pasé del altar...a alternar con el espectro.
Caín la marca, el último modelo.

La musa volvió en sí con fuerza inusitada,
vestía rabia de domingo y traía Hiroshima en la mirada.
No hay pacto que valga entre leonas y hombres,
pero aprendí gracias a ella lo mucho que duele no pedir perdón.
Tan débil fue mi voluntad que un año transcurrió en menos de un día.
Y en el balance posterior,
valoré el perjuicio de mi complaciente rebeldía.
¿Acaso reconocerlo es poesía?
Luchar fue como rezar bajo una lluvia de entropía
que hizo nada al todo y al todo una mentira.
Y lo que más dolía
era empaparse
en la tormenta de sombras y ceniza.

Pero crucé el mar, el agitado mar,
al Nuevo Mundo en un barco robado a los sargazos.
Pretendí usar armas y escudo de héroes perdidos para cortarlos.
Mejoró. Ella creció, rió, gimió, se me entregó.

Pero al final, todo termina...
y su presencia me abandonó.
Perdición fue el orgullo que me quedaba,
porque tras perder el tacto de su estigma
entonces fue cuando supe que la amaba.

¿Y no es así un destino cuando no se elige?
¿Acaso similar a la inspiración mientras se acaba?
¿Y la vida, se apaga? No, la vida sigue.
Ella renegaba de imposibles
y sin embargo, me robó mi colección.

Esto,
lo último que he escrito,
sabed que escribirlo o no, poco importa.
Pues al fin y al cabo, volando tan cerca del Sol
lo normal es morir en llamas
y no brillar en imitación.
Amar, supe entonces que la amaba.
Pero nunca sabré si mi luz la deslumbró.
Publicado por Luko1791 el 04 de febrero de 2018.

Mas de Luko1791

Etiquetas:

poesia hombre amor sentimiento tristeza lejos

Lo recomiendan

1 Comentarios

  • Voltereta

    Lo leí y lo comenté en su momento, pero al releerlo, se masca como poesía de la que al ser buena, es eterna mientras dura.

    Un placer leerte de nuevo.

    Un saludo.

    04/02/18 03:02

Para comentar debes registrarte »
Si ya tienes un usuario debes iniciar sesión »