Estados Unidos de Anímica

El otro día
vi a dos ciegos.
Hombre y mujer.
Pareja invidente.
Cruzando la calle
que ubican debajo
a golpes de bastón blanco.
Y llegando a tientas
a la acera de enfrente
guiados por ultrasonidos.
Murciélagos de ciudad,
amantes reflectados;
conocido el cuerpo del otro
hasta el último gemido...

Rimas de todo a cien,
a precio de petróleo 1973.
Sentimientos mal pagados.
Have you ever felt pain
without time to tell
not even explain
that you are lesser than yourself?


Exprimo con frecuencia el fruto prohibido
en busca de respuestas.
"El mundo ha de ser mejor conmigo".
Solo he obtenido ésta.
Y suena tanto a conformismo,
que repugna al oírlo,
al sentirlo...
levantemos el vuelo y releguemos al olvido
ese maldito genocidio indio.

Cambio de tercio,
me encierro en mi cuarto,
pido la palabra
en silencio.
Inadvertido.

Sueño oportunas caricias imposibles,
pieles que tocan pieles que no han tocado
por imperativo categórico newtoniano.
Soy tan feliz como puedo concebirlo,
y aún no han pasado los años veinte.

Mi verborrea anegaría el escaso espacio
que separa la tierra de nadie de tu boca,
del Medio Oeste a la Ciudad de Oro.
Pero hay desiertos de lo real en el medio.

Naturaleza agresiva y agresora,
agredida y perdedora...

Futuros pluscuamperfectos.
El hombre sin nombre llegará para quedarse.
Mataré presidentes a la luz de la Luna.
Construiré muros para hacerme grande otra vez.
Pero seré aún mayor
al derribarlos.
Way to Jericho.

La tierra de los libres
y el hogar de los valientes.
Hasta que llegue allí
no puedo escribir más.

08 / diciembre / 2016

Etiquetas:

1 Comentarios

  • Polaris

    Es excepcional lo que has escrito, eres como Bob Dylan, ahora mismo tengo la misma sensación que cuando leí "la respuesta esta en el viento"

    08/12/16 05:12

Mas de Luko1791