Orangután

Dicen que allí, en Borneo
llueve dos veces al día.
Una vez, por la mañana.
Fuerte.
Como si el cielo mordiera al suelo.
Y una segunda vez, por la tarde.
Suave.
Entonces el cielo besa la tierra doliente
que ya no confía en lágrimas que la laven.

Y lame sus heridas en su piel hecha arcilla,
se tropieza con sus sueños telúricos y pinta
las nubes en perspectiva, y te busca.
Ay, ella tan esquiva y tú alma desnuda.
A punto de extinguirte...
y aún así, te abruma.

Bésala, da igual
ya descansarás cuando hayas muerto.

Te ceñirás a la pose de imbécil que te adjudican
los que de verdad te conocen,
te caerás del paraíso que edificaste insomne
para tener un trampolín a infiernos mejores.
Y serás un arquitecto de utopía en la nueva era del milagro,
que llegará tras tu etapa de arrendador del bocoy de Diógenes.

Dale forma al fondo de un mar de Julio Verne
y fuera de tus cabales
dedícate a pintar de rojo los números
de tu cábala inconsciente.
Y deja al cuidado de tus labios agrietados
el susurro abnegado de los amores excesivos
que causan los temblores
y golpean los tambores
de la guerra que ya dejaste atrás.


Pero permíteme advertirte,
experiencia mediante,
que no busques en los ojos de otra tierra
lo que en esta no quisiste vivir antes.

Vas a ver morir de celos los que antaño
odiaste hasta la médula,
y te darán igual las dudas de bitácora
que grabaste a fuego lento en tu memoria,
porque el momento pasó.
Postulaste tu rapsodia, lo mejor que pudiste
en la aduana de la Atlántida una Arcadia descubriste.

Porque los versos que brillan veloces se apagan,
así que procura que los filones
no sean los bordes de tu daga,
y si en los idus de marzo aún vives
pero no eres
ni el fantasma que camina
ni el héroe enmascarado,
volvamos a Borneo.
Aunque no sé qué vas a pedirle
porque no tiene más que ofrecerte...

Dos veces llueve en Borneo,
y para mí, las dos llueve fuerte.

07 / febrero / 2018

Etiquetas:

Lo recomiendan

2 Comentarios

  • Voltereta

    Creo que el poema es una pasada, desde cualquier punto de vista, tiene una mezcla de homínido-primate, que nos hace parientes muy cercanos, tal vez hermanos. Tu poesía me hace ver que a pesar de la cercanía entre humanos y homínidos, nosotros somos lo amos y despreciamos a todo lo que está por debajo nuestro, incluso siendo familia.

    Veo un toque sarcástico y un toque de denuncia, que me agrada mucho y sobre todo una poesía magnífica, de principo a fin.

    Sin duda un texto para intentar abrir mentes trasnochadas e inteligencias insulsas.

    Soberbio poema.

    Un saludo.

    07/02/18 06:02

  • Danae

    Inteligente y culto tu poema, en un contexto que huele a primitivo y esencial. Una mezcla explosiva y muy atractiva. Por eso no puede dejar de gustarme ...
    Un gran abrazo, Luko. Un placer visitarte.

    28/02/18 08:02

Mas de Luko1791