TusTextos.com

Soneto Del Sueño y No Puedo

“No son más que palabras, pero pongo a mi enjuto cadáver por testigo de que estoy solo, y que estoy contigo.”

["El roble centenario, quizá ni quercus ni jubilado, tiene el valor que uno le da después de haberse pasado mucho tiempo soñando con encontrar un hallazgo tal, que ni se compra ni se esconde, y si se vende no me interesa saber dónde.
Ha llegado el momento de tumbarse a su sombra, en esa Atlántida tartésica a la que solo después de escaparse de Alcatraz uno es capaz de llegar en esos días de mucho y vísperas de nada; donde los crueles carceleros se transforman en sotas de corazones de una baraja que por una vez no está trucada.
Gran mundo este, que guarda tales tesoros en él."]



[Para una a quien ya he escrito]

Puedo decir que alcanzan a dolerme
los poemas con precoz carencia de adjetivos,
si acaso escritos al hastío del inerte
ocaso del mecenazgo intempestivo.

Puedo besarte, mordiendo las pestañas
trocando lo que siento en respuesta sin la venia,
quizá el voto y la voz de eso que callas
es el verano que calima mi criogenia.

Puedo, bajo esta sombra de estaño al cobre,
decir y besar, hasta que el irreal sueño se esfuma.
Surgirá entonces, por fuerza, la ira innoble
segando de un hachazo el viejo roble.
¿Dónde imaginar?
Aquí borboteará la más insigne espuma,
y se hundirá el recuerdo de tu piel desnuda
en el secreto de lo que no llegué a soñar.

Luko1791Publicado el 22 de mayo de 2015
Archivado en poesia soneto sueno vida poema sentimientos pasion roble centenario

Lo recomiendan

2 Comentarios

  • Krei

    En nombre de mañana te propongo,
    desde tu réquiem, desde nuestro ahora,
    fusilar a la pálida señora.
    ;)

    23/05/15 11:05

  • Polaris

    Sin palabras me has dejado, todo es increíble. Te felicito.

    Pol.

    25/05/15 02:05

Más de Luko1791