La Violinista

Una puerta abierta al triunfo
Un arco de laureles y memorias
libre de cerraduras y cómplice del viento
Testigo del Guadalquivir
y de las sombras o soles
que abrigan al sonido
A los pies y a las manos de un puente
Puente del rio y madera del instrumento
donde un tenso arco de crines
ora pianísimo, ora forte
convoca a volar y a flotar a las notas
Las que convidan a la parada y posada
porque por Córdoba el indulto es pleno
y al cielo se ataja
si Klara, con sus manos
te acaricia el alma
Gratis y sonriendo, gratis, dando las gracias
Su violín, stradivarius para el oído
Violín que marca en el caminante la calma
que es música, armonía y poesía
Sonidos en las piedras
que escuchan, serenas, rumores de resonancia
Te invito ¡¡¡ yo pago si hace falta!!!
No pases de largo
quédate y acomoda tu marcha
que todos los días no te salen al paso
melodías que erizan las venas por las que la sangre pasa
Devuelve la sonrisa, cuando menos
y agradece los acordes que la acompañan
con unas monedas que reflejen el sol de su mirada
Saluda a klara y dile con un gesto
que ha hecho feliz tu día
y que volverías mañana

13 / enero / 2015

Etiquetas:

2 Comentarios

  • Luia

    Maravilloso colofón de tu entrega anterior. Va a mis favoritos.

    Felicitaciones.

    Beso grande
    Lu

    14/01/15 04:01

  • Orzada

    La reconozco.

    Klara bajo el arco es una postal que tú escribes. Preciosa composición que entre los dos encanta. Volveré mañana.

    Un abrazo, Lumino.

    21/01/15 10:01

Mas de Lumino