TusTextos.com

La Galaxia y Los Agujeros Negros.

El maravilloso mundo del espectáculo, nos enamora a todos y muchos pierden la cabeza ante quimeras que rozan la perfección visual.
Dicen que una mujer extraordinariamente guapa puede elegir a quien quiera, pero quizá no puede elegir quien la utiliza, para cual o tal fin y muchas veces el conseguir tanto grado de admiración afecta la psique del personaje.
Reportero canal ocho: Estamos enfrente del teatro Amadeo y comienzan a llegar las limusinas de las cuales se bajarán el elenco de actores y actrices de la última película del director Fran Cantos, además de las súper-modelos más conocidas del panorama, buscando un futuro de actriz o algo más.
Reportero canal ocho: Sus pies de mega estrellas con los que sueñan todo el planeta, van a pisar la alfombra gris perla inundándola de sueños provocados por sus cuerpos esculturales, sus frases ingeniosas y unos trajes hechos a medida, por los mejores y más excéntricos diseñadores que estarán mordiéndose las uñas por ver cuál de sus trajes lucidos por las estrellas de éxito, vende más.
Reportero canal ocho: Una legión de fans enfurecidos de hambre y ansiedad por ver de cerca a las estrellas y tocarlas, se agolpan en masa dándose golpes y codazos junto al perímetro de seguridad que ha hecho la policía. Se ve a una que ha conseguido saltar la valla y besa la alfombra con pasión, lleva el nombre de Melanie pintado por todo el cuerpo, pero unos agentes la retiran y ella se va llorando a la vez que da gritos. Que podemos decir, es la magia del mundo del espectáculo que nos invade.
En el hotel Hilton Palace, Melanie mira inquieta la televisión mientras su formidable y guapo nuevo novio se ducha tres horas.
Ya está preparada hace meses con las nuevas operaciones quirúrgico estéticas, para este gran momento con el que ha soñado siempre, ha conseguido un guapo novio para encandilar a las masas, pero para sus adentros le ronda un sentimiento de duda muy frustrante que la atormenta, pensando que su novio quizá sea demasiado joven y guapo… Cosa que le puede arrebatar mucho protagonismo durante la gala.
Llaman a la puerta de la habitación del Hotel donde ella se aloja y entra un botones seguido del grupo pertinente de maquilladores, estilistas y peluqueros, para vestirlos… En un evento así se juega todo, mucho dinero y fama para el futuro. Goyi Arturo su novio sale de la ducha cubierto con el albornoz y oliendo demasiado bien para Melanie, que ahora al verlo tan guapo se pregunta si no hubiera sido mejor ir sola a la gala, para acaparar toda la atención y las miradas.
Desde la habitación del Hilton Palace, Melanie escucha los gritos de éxtasis de las fans y entre el ensordecedor murmullo de gentío, a Melanie le parece escuchar que llaman a Goyi, su nuevo novio, cosa que le empieza a molestar mucho.
Para Goyi, un actor mediocre de telenovelas sin éxito, esto le supone una catapulta hacia el éxito y salir en una superproducción de grandes directores, le puede dar fama, dinero, lujos que él tanto desea. Goyi piensa que la clave del éxito que cree se merece, reside en fingir dejando toda clase de escrúpulos atrás, ya lo hizo con Melanie, que para él ha sido un gran esfuerzo encandilar a esa zorra bruja del demonio, pero piensa que de ese modo, se le abrirán las puertas del cielo de la felicidad y el placer.
“No dudaré en lamer genitales de gente poderosa, hombre, mujer, vieja o viejo si consigo labrarme una gran carrera, todo vale”- Piensa Goyi para sus adentros.
Melanie ha utilizado a Goyi, para darse un revolcón a gusto y no dejar de sentirse bella y deseada, a la vez que tener un novio más joven y guapo le proporcionaría más fama, dinero junto con admiración. Pero ahora se arrepiente porque ya no piensa, si no que cree que él puede arrebatarle el protagonismo, para luego dejarla y quedar como una tonta, sin papel en la futura película.
Goyi hará todo lo posible por conseguir un contrato millonario, ya lo sabéis, de mano de la bruja (Melanie, piensa él) andará por la alfombra gris perla y luego hará todo lo que esté en su mano, dentro del teatro Amadeus, para conseguir buenas relaciones y contactos que le lleven al cielo del éxito.
En el teatro Amadeus, lugar de la gala, se han reunido cantidad de empresarios, millonarios y políticos, que hablando en corrillos cuchichean copa de champagne en mano, de un supuesto festín sexual con todas las súper modelos que puedan, en la fiesta posterior que se dará cita en la mega mansión del diseñador Orly Millas, conocido por sus modelos escasos de tela y muy excéntricos, modelitos de ropa que quedan bien si luces un cuerpo delgado con curvas pronunciadas y no tienes cicatrices o estrías. Muchas mujeres famosas han sufrido mucho por no caber en uno de estos carísimos vestidos tan exigentes respecto a lo corpóreo, han llegado a sufrir depresión y se han hecho verdaderas auto-atrocidades con tal de enfundárselo, algunas han hecho un ridículo al ponérselo, que los medios de comunicación, críticos de moda (según se proclaman ellos) se han cebado semanas y meses con ellas provocando millones de comentarios junto con chistes e insultos.
En la entrada del teatro Amadeo, palacio ahora para el séptimo arte y de la cumbre de la cultura, se reúnen las primeras top-modelos, que empiezan a hablar entre sí, con la jauría de fans gritando a lo lejos.
¡Ayyy!, que guapísima estas cari.
A que sí.
Pero el pelo no sé yo.
¿Qué le pasa a mi pelo?
Nada no me hagas caso, estas guapísima.
Zorra envidiosa (piensan las dos para sus adentros).
Reportero canal ocho: Están llegando las primeras limusinas y el corazón se me sale por la boca, como a los miles de fans apostados ante esta mágica noche de estreno donde se dará cita todo el lujo y el glamour de la industria del cine, la moda y televisión. ¡Ayy! ¡Dios mío que hay llega Melanie…!
Texto Manu Cueva. Con mis mejores deseos, espero sea de vuestro agrado
www.metodologiachorra.blogspot.com
ManucuevaPublicado el 01 de mayo de 2011
Archivado en espectaculo cine gala

Más de Manucueva