Se Posa En El Cielo

Publicado por Marinera el 20 de abril de 2012.
Se posa en el cielo la mentira laureada, se cierne sobre el populacho desinflado lleno de privaciones y lamentos. La pobreza es el menor de sus problemas siendo como es su estado natural... Los valores se despellejan el culo arrastrándose por alcobas reales. El alma deja de tener un sentido, pierde hasta la emoción más primitiva, nadie se salva...
Se oye susurrar al demonio vestido de dignidad. Sí, va de digno aunque ya nadie crea en él. El sentido del deber, del suyo es desaparecer, pero antes de eso prefiere la daga clavada en el cuello porque la corrupción del poder lo ha cegado para siempre y sin remedio.
Las balas huyen asustándose de los pies púberes de un infante real, se niegan a contagiarse de una sangre azul cada vez más descolorida mientras que el dulce y verenable abuelo las estalla contra inmensos animales que nunca han ido en su busca y a los cuales ninguna gracia les hace encontrárselo.
El sueño de todo un pueblo se desvanece, se abre una llaga en los corazones que lleva inscrita en su raiz la desconfianza, esa misma que aliementa la mentira de siglos de opresiones dinásticas.
La lucha se resiste, algún malhadado geniecillo alborotador y/o travieso juega con el designio desconocido de toda una nación, la humanidad, que llora por perder la venda, por serle negada la felicidad, porque se sienten desorientados en un mundo en el que sólo debían dejarse llevar, sin pensar, en el que todo iba rodado... Hacía dónde se rodaba parecía no importar pues todo iba bien.
Los pocos iluminados que vieron caer el telón de fondo, supieron lo que se posaba en un cielo de color rosa, pero fueron desestimados pues era peligroso sentarse a pensar.
La lluvia no acaba de limpiar la contaminación, y los rios se acaban antes de llegar al mar, la suerte no llega por si sola y si la buscas demasiado te da la espalda. Remojarse debajo del tejado no ayuda.
Quizá si fuésemos capaces de construir un paragüas, quizá y sólo quizá aprenderíamos a luchar con el horizonte cubierto.
Mientras, seguirá posándose en el cielo la amenaza de un salvaje futuro...

Para comentar debes registrarte ».
Si ya tienes un usuario debes iniciar sesión ».

Mas de Marinera