TusTextos.com

Noah, un ángel Perdido En la Tierra.(primera Parte)

Todos sabemos los que son los ángeles, o por lo menos la mayor parte de la población mundial tiene una idea mas o menos acertada de lo que son estos seres. Por milenos estos seres de luz son representados en dibujos, como seres puros, con alas blancas como la espuma del mar, halos de luz en su cabeza, vestidos de toga blanca y de una belleza inimaginable. En algo de todo esto las personas tienen razón, realmente son seres de luz, pero no se visten con una toga, eso ya quedo en el pasado. También se dice que ellos son mensajeros de Dios, en esta parte se equivocan, la realidad es que no están bajo el mando de ningún Dios. Es cierto que son mensajeros, pero ellos están bajo el mando de un Ángel Supremo, que se va eligiendo cada cierta cantidad de años. El ángel supremo es el encargado de mandar en el firmamento, eso implica hacer cumplir las reglas del cielo y que este no se convierta en un caos. El consejo de ángeles se reúnen cada centenario para cambiar de líder, la idea es que no se perpetué en el poder siempre el mismo y que esto lleve a que se puedan tener la mismas oportunidades todos lo que están capacitados para esta difícil tarea. Muchos de los ángeles en algún momento se revelaron contra estas decisiones y quisieron crear un levantamiento en el firmamento, el hambre de poder corrompe hasta a los seres mas puros. Estos levantamientos tuvieron como consecuencia la baja de muchos arcángeles guerreros, cosa que afecto mucho al cielo a la hora de cumplir las misiones que tenían en la Tierra. Una vez que un ángel muere, este se transforma en una estrella en cielo y pueden pasar milenios hasta que pueda reencarnar, pero si fue asesinado es casi imposible que reviva.
En el cielo los ángeles se dividen de la siguiente manera, están los ángeles mayores, los cuales son los encargados de ir hasta la tierra y cumplir las misiones, los ángeles menores que están en etapa de entrenamiento, los arcángeles que son los guerreros y los querubines que serían los mensajeros del cielo, encargados de entregar las misiones a los otros ángeles. Solo los ángeles mayores y los arcángeles tiene la posibilidad de ir hasta la Tierra y cumplir la misiones que se les encarga, misiones que a veces tienen éxito y en varias ocasiones por la dificultad de la misma se les hace casi imposible. Las misiones consisten básicamente en tratar de cuidar a los humanos y evitar que sufran, tarea monumental para los ángeles, ya que se enfrenta a muchas dificultades que están fuera de su alcance y que por reglamento, ellos tienen prohibido intervenir en situaciones peligrosas en donde se pueda llegar revelar su identidad. En raras ocasiones este comportamiento esta justificado, tiene que ser una situación extraordinaria. El castigo o mejor dicho la pena que sufren lo que rompen esta regla sin justificación es, la quita de sus alas y como consecuencia de esto se los degrada de ángeles mayores a simples ayudantes. Muchos ángeles aceptan este castigo, pero otros no y esto lleva muchas veces a rebeliones y enfrentamientos innecesarios entre ángeles y sus superiores. La quita de alas se lleva a cabo luego de un juicio en donde el ángel Supremo toma la decisión final.
Nuestra historia comienza en un verano del año 2020, en el cual el cielo estaba particularmente agitado. En la Tierra estaban sucediendo muchas cosas y con la falta de ángeles mayores para cumplir estas misiones, la Tierra se estaba convirtiendo paulatinamente en una zona de guerra y caos. Cada ángel tenía entre 10 y 20 misiones por viaje y el cielo no daba a basto con la infinidad de pedidos que iban llegando. Mas allá de la falta de ángeles mayores en el cielo desde el ultimo enfrentamiento, en la Tierra las situaciones de peligro para los humanos se iban multiplicando por centenares en cuestión de horas. El ser humano era un ser capaz de crear cosas desde las cosas mas maravillosas hasta las mas oscuras y crueles. Por mas que las misiones no se puedan llegar a cumplir los ángeles seguían en su ardua tarea de tratar de que el daño sea el menor posible.
Noah es uno de los encargados de entregarle las misiones a los ángeles mayores, todavía es pequeño para poder realizar viajes a la tierra y aún no entró en etapa de entrenamiento, hace poco recibió sus alas y todavía no dominaba el vuelo con facilidad. Noah es descendiente de una estirpe de ángeles mayores, una de las mas importantes en el firmamento, incluso uno de sus abuelos fue ángel supremo en su momento. De su familia solo le quedaba un hermano, el resto de la familia pereció en el ultimo enfrentamiento. Alex es el hermano mayor de Noah y un ángel que cumplía misiones en la Tierra, uno de los ángeles mas prometedores del cielo. Alex es uno de los ángeles mas fuertes y sobresalientes del firmamento, es alto y de contextura fuerte y aunque su aspecto sea aniñado todavía, es muy maduro para su edad. Noah tenia admiración y adoración por su hermano mayor, al punto de querer ser algún día igual, pero sabía que para eso faltaba mucho. Alex era muy sobre protector con su pequeño hermano, sabía que era la única familia que le quedaba y por esa razón no quería que su hermanito sufra más de lo que ya sufrió con la perdida de sus padres. A veces ese exceso de protección que ejercía sobre su hermano a Noah lo abrumaba, sentía que no lo dejaba tomar decisiones por si mismo y que eso lo acongojaba. Tal vez el miedo a perderlo hacía que Alex muchas veces sea duro con su pequeño hermano, pero Noah tenía bien en claro que su hermano solo quería protegerlo y aunque no este de acuerdo con muchas de las cosas que le decía su hermano, respetaba su postura.
Noah cada noche, después de terminar su trabajo en el cielo, el de repartir las misiones, esperaba con ansia a que su hermano vuelva y le cuente las cosas que pasaban en la Tierra. Alex le relataba cada una de sus misiones y si tenía éxito en ellas o no. Pero últimamente venía tan cansando que le quedaba poco tiempo para contarle sus hazañas a Noah, solo venía a dormir y a reponer fuerzas para enfrentar otro arduo día de misiones interminables. A Noah esta situación lo angustiaba mucho, su hermano estaba ojeroso y cansado, hasta el brillo de sus alas se estaba opacando. El cansancio era muy notorio en Alex, pero a pesar de todo, siempre tenía tiempo para dedicarle a su hermano, aunque no fuera tanto. Angustiado y afligido por esta situación, Noah quería encontrar una solución a esta situación que lo tenia muy alarmado. Sabia que si el brillo de las alas de su hermano se apagaba, él no podría seguir cumpliendo sus misiones y eso sería muy doloroso para Alex, sería una deshonra. Cuando a los ángeles se le apaga el brillo de las alas, estos son degradados a simples mensajeros y ya no tiene la posibilidad de seguir cumpliendo misiones en la Tierra, y aunque quiera, el brillo de las alas es muy difícil de recuperar y muchas veces el daño es de tal magnitud que las alas quedan inútiles y deben ser quitadas.Esto convierte a los ángeles en seres inferiores a los demás y muchas veces se autodestierran del firmamento para evitar la vergüenza, viviendo en soledad y aislados de todo. Unos de los mayores miedos de Noah últimamente es que su hermano llegue a ese punto de perder el brillo de sus alas, mas sabiendo lo orgulloso que era su hermanos de ser un ángel mayor.
Esa noche Noah esperaba a su hermano como siempre, sonriente a pesar del cansancio propio, sus ojos azules reflejaban el agotamiento y su pelo negro enmarañado estaba mas rebelde que de costumbre. Noah era de contextura delgada y todavía era bajo de estatura. A pesar de ser delgado, su cuerpo era fibroso y fuerte. Los años que estuvo al cuidado de Alex, este lo entrenó para que en un futuro pueda ser un ángel mayor. Aunque esto no era del todo cierto, Alex no quería que su hermano crezca, se oponía a la idea de que su hermanito se convierta en un ángel mayor y ya no dependa de él. Parece un poco egoísta por parte de Alex, pero sentía que Noah solo no se podría manejar por si solo. Noah es un chico muy bueno y noble, tal vez demasiado para el gusto de Alex y eso era lo que mas le preocupaba. Cuando te vuelves un ángel mayor y te dan las primeras misiones en la Tierra, no todo es como en el cielo. En la Tierra se experimentan las mas diversas emociones y sentimientos, y no todos son buenos. El ser humano es una especie muy peculiar y su comportamiento no es el que los ángeles están acostumbrados a tratar, muchas veces su egoísmo y maldad puede traumar al mas experimentado de los ángeles. En el cielo tampoco es todo bondad, nada mas lejos que eso, existen varios ángeles que tienen su lado oscuro, pero el ser humano es 100 veces peor en muchas ocasiones y hay cosas que en el cielo jamas se verán. Por esa razón los ángeles llevan años de entrenamiento hasta que finalmente llegan a ángeles mayores y pocos son los calificados para estas difíciles misiones. Alex tenía el anhelo de que a Noah se le vaya la idea de convertirse en un ángel mayor como el, anhelo que sabia que solo era una ilusión, Noah estaba muy entusiasmado con esa idea.
Alex llegó mas cansado de lo usual, su rostro se veía demacrado y con visibles signos de agotamiento, los surcos debajo de sus ojos eran profundos y de un color violáceo y ya no sonreía como antes. Noah fue a su encuentro y lo saludo de manera afectuosa como era costumbre, pero Alex solo le paso la mano por el cabello, le sonrió y se fue a dormir. Noah trato de que Alex comiera algo pero fue en vano, Alex solo quería descansar. Noah no insistió mas, sabia que Alex estaba demasiado agotado, pero le preocupaba el estado de su hermano. Las alas de Alex cada día perdían muchos mas brillo y Noah sabía que era solo cuestión de días para que ese brillo finalmente se apagará para siempre. Esa noche, Noah no pudo conciliar el sueño, la angustia que le provocaba ver a su hermano así era muy grande. Esa noche fue mas larga de lo normal, Noah daba vueltas y vueltas sin poder dormir, algo dentro de su cabeza le decía que tenía que hacer algo para evitar que su hermano pierda las alas, aunque ello implicara romper las reglas del cielo. Luego de mucho meditar y de dar vueltas sin parar, finalmente Noah tomó un decisión, encerraría a Alex de alguna forma e iría el mismo la Tierra a cumplir las misiones de su hermano. La tarea no sería para nada fácil, pero Noah tenia un as bajo la manga.

Final del primer capitulo......

Maxiaveiro24 de marzo de 2020
Archivado en:
cuento

1 Comentarios

  • Regina

    Me ha encantado tu historia, fenomenal relato, te seguiré leyendo Maxi.
    Un saludo muy cordial.

    27/03/20 05:03

Más de Maxiaveiro