Nunca.

Logrará oscurecerse el día eternalmente;
Lograrán evaporarse en un soplo los océanos;
Alcanzará a desgarrarse el árbol de la hacienda
tal un endeble espejo.
¡Indiviso acaecerá! Logrará la expiración
abrigarme con su tétrico cendal;
Más nunca en mí logrará extinguir
el fuego de tu alquimia.
Publicado por Mayoazul el 27 de noviembre de 2017.

Mas de Mayoazul

Etiquetas:

poema dedicado a mi mujer

Lo recomiendan

2 Comentarios

Para comentar debes registrarte »
Si ya tienes un usuario debes iniciar sesión »