TusTextos.com

Gee Man

JAMMING

Amanece en la campiña de Cajamarca, suena un clarín y canta un gallo, y a lo lejos, en el espacio, un satélite sobrevuela y toma fotografías de tierras cajachas.
Vuelve a sonar el clarín, vuelve a cantar el gallo, se despiertan los pobladores y de puro asados se desayunan el gallo.
Hay mechado de gallo en casa del Dr. Frankastillo quien espera impacientemente a su broder Gee Man: está preocupado porque Gee Man se perdió y aun no llega a casa.
De repente se escuchan ruidos en la puerta, quizás una llave tratando de abrir la cerradura, quizás un ladrón tratando de meterse, quizás, quizás, quizás... ¡pero no!: es Gee man, quien con lentes oscuros y agarrándose de las paredes, entra corriendo al baño y con las justas vomita la juerga de la noche anterior: ¡Que tal noche!
- ¿Y como estamos? - Pregunta el Dr. Frankastillo- ¿Qué tal el concierto?
- No sé tú, pero yo... toy hasta el culo. ¿De que concierto hablas broder?
- El que dimos anoche. ¿Te acuerdas?
- Puta ón que borre el cassete... ¿Qué tal estuvo?
- De puta madre hasta que...
- ¿Hasta que?
- Hasta que la cagaste.

Gee Man guarda silencio. Mudo y asombrado, no quiere preguntar nada, sabe - dentro de su conciencia- que ha hecho el cagadón pero no recuerda, tan solo quiere su cama y descansar todo el día. Pero no puede con su curiosidad y tiene que preguntar,
- ¿La cagué: como?
- Bueno el concierto estaba de puta madre; antes de subir nos habíamos tomado unos cinco jamming (cerveza, vodka y limón) cada uno y todas las canciones salían perfectas, de ahí vino mi solo y arranque con Chepito Arias, es decir Santana, pase a su latín jazz tipo Tito Puentes, y para cerrar le puse la nota autóctona tipo Manongo Mujica y justo cuando yo salía suavecito tú entraste perfecto, de puta madre, con un blues de Jeff Beck, pasaste a Led Zepellin, te alocaste con Hendrix y para rematar hiciste un Chuck Berry y te diste vueltas en el piso a lo AC/DC...
- ¡No jodas! ¿Qué tal?
- Todo bien, la gente estaba recontra loca y tú peor, pero...
- Ahí la cague ¿No?
- Bueno... si la cagaste.
- ¿Qué hice? Dime.
- Hiciste Pete Townsend.
-¿Pete Townsend? !!Oh no! Mi guitarra!!
- Así es& la destrozaste contra los parlantes,
- ¡Mi guitarra! ¡No puede ser!
- Si, si puede ser y es. ¡Ah! dicho sea de paso dice el Oscar Pajares. ¿que cuando le vas a pagar?
- ¿Uh?
- Pero ahí no acaba todo: decidiste hacer un stage diving tipo Iggy Pop: te tiraste del escenario; la gente se abrió y caíste como un meteoro en Yucatán. ¡Gran porrazo man! Se acabó el show y tuvimos que llevarte al hospital. Nada grave gracias a Dios, solo una fuerte contusión, la que te hizo perder la conciencia. Cuando salimos del hospital fuimos al chino de la esquina a comprar trago. Tomamos un rato en la plaza y se te dió por ir a recoger tu Gibson para hacer un jamming al akaesh.
- Mi casa viejo, mi casa.
- Mía también.
- Nuestra broder.
- Total que fuimos, recogimos la guitarra, llegamos al akaesh, jammeamos y de ahí yo me quite temprano. Y que es de la guitarra que no la has traído.
- Puta madre... me la olvidé en el Taxi.
- ¿Otra vez?

MclunaPublicado el 16 de enero de 2019
Archivado en cuento musical

Lo recomiendan

1 Comentarios

  • Polaris

    Iggy Pop, alguien que me trae recuerdos de mi maestro. "Marlon Brando" un día saco un disco suyo y las neuronas de mi cabeza empezaron a volar, algunas todavía no han vuelto.

    Pol.

    19/01/19 10:01

Más de Mcluna