TusTextos

Incubus

- Aló.

- Aló

- Dr. Choy... que buen programa!

- Gracias ; Usted sabe soy lo mejorcito que existe en la radio. Dígame ¿que onda?

- Bueno Doctor lo llamo a contarle un caso que a mi me ocurrió y que me ocurre todavía y como usted es experto en cosas paranormales lo estoy llamando para que me oriente; yo ya no se que hacer.

- Cuénteme, cuénteme; tenemos todo el tiempo del mundo.

- Si doctor, pero lo único que le pido es que no me interrumpa.

- ¿Interrumpir yo? !Jamás! con decirte que yo una vez...

- Doctor, ya lo ve, ya esta interrumpiendo.

- Bueno entonces avanza hijita con tu historia que no tenemos todo el día; digo: toda la noche. ¿por que llama usted?

- ¿Que por que llamo?: le cuento doctor a mí me pasó una experiencia curiosa y aterradora...

- ¿Como así? ¿Cuénteme?

- Yo he tenido varios encuentros con un incubus y creo que estoy enamorada.

- ¿Como así? Explíquese.

- Bueno todo sucedió una tarde en mi casa en la playa; yo me había echado sobre mi cama en mi tanga, sudando a mares, y debo de haberme quedado dormida y seguramente soñando cochinadas porque sentí que me tocaban; pero en lugar de alarmarme, como era tan rico y suavecito y nuevo y yo, que era virgen en ese entonces...

- ¿Virgen? y ¿Cuantos años tenia usted?

- Treinta y tres doctor y todavía virgen, aunque usted no lo crea. Bueno la cosa es que estaba echada semi somnolienta cuando sentí que me tocaban de una forma tan sensual, que, al comienzo pensé que seguía soñando, pero era real, estaba despierta y mientras sentía que unas manos suavecitas recorrían mi cuerpo, empece a estremecerme hasta que cuando se detuvo en las partes mas privadas de mi ser. Ya no me pude contener y lancé un gritito.
- Un gritito ¿dice usted? Continúe que esto esta muy interesante.
- Bueno, como que me empezó a gustar (muchísimo) y me asuste y; levantándome de mi cama de un salto salí corriendo a ducharme con agua fría. Al día siguiente no sé por que o como; ya estaba a la misma hora en la misma cama esperando conciliar el sueño de la siesta y nada, no me dormía,y tampoco me tocaban, eso paso por un espacio de una semana casi.
- ¿Se fue la presencia ?
- No Doctor; una tarde cuando pensé que solo lo había soñado; cuando de repente el ser me vuelve a tocar...
- ¿Y que pasó?
- Esta vez lo deje que haga lo que quiera, y le juro que me lleno de placer, primera vez que sentía un orgasmo ... pero justo cuando estaba ya casi muerta dejo de tocarme y se fue.
- ¿Y que mas?
- Me gusto tanto que para la próxima vez lo espere en baby doll. El incubus venia todas las tardes a visitarme y entre sueños me decía que yo era su mujer y que lo dejara ser.

- Muy interesante ese es un caso digno de una posesión demoníaca de un Incubus. ¿ De ahi que paso? Se ha dado cuenta de que no la interrumpo para nada , ¿No?
- Si Doctor gracias, continuo.
- Una noche a eso de las tres de la mañana se presento en mis sueños y me trato de violar; dolía tanto que me asuste y rezando un padre nuestro me lo quite de encima y de ahí no volvió a venir a verme.
- ¿Y se fue?
- Si pero de ahí me arrepentí y por más que lo llamase y le pidiese que regresase, no volvía.
- ¿Y que hizo?
- Despechada y ávida de placer empecé a indagar acerca de la naturaleza de estos seres y pude volver a invocarlo. Cerré con llave mi puerta y en baby doll y, sin calzón, me dispuse a esperarlo. A eso de la media noche llego, pero ya no era el incubus amable y amoroso sino que se había convertido en una fuerza oscura y temible que de golpe me arrancó mi baby doll y trato de penetrarme con fuerza y maldad. me dolía y me asustaba y cuando trato de besarme, sentí que sus besos hacían hervir mis labios. Esta vez no pude rezar, el monstruo este me había tapado la boca y con una fuerza descomunal me había abierto las piernas y se había entrado en mi cuerpo.
- Terrible, terrible,¿ y luego?
- Amanecí adolorida y con el cuerpo lleno de moretones y sangre entre las piernas y el cobertor. Nunca más volví a llamarlo. Pasó como una semana y volvió a visitarme, pero esta vez grite bien fuerte y mi mama que dormía en el cuarto de al lado entro intempestivamente y logro ver una forma oscura sobre mi cuerpo; como mi mama es bien devota se fue a su cuarto y trajo un crucifijo y agua bendita y se la tiro al ente violador, este ser tomo una forma terible y se estrello contra la ventana y desapareció haciendo un extraño zumbido.
- Y de ahí ¿se acabo?

- Ya no lo volví a ver hasta que me comprometí y estuve a punto de casarme con un ser terrenal. una tarde; para probarlo antes de casarme, lo traje a escondidas a mi cuarto y estábamos haciendo el amor, cuando achichín: el incubus enojado se le fue encima y lo mato.
- ¿Lo mató? y usted ¿que hizo? ¿ Que le pasó?
- A mi me llevaron al hospital y viendo mis heridas, pensaron que me las había hecho sola y me internaron estuve en un hospital mental pero ya me soltaron...
- Y ahora ¿que piensa hacer?
- Bueno Doctor es por eso que lo llamo: yo no estoy loca, solo estoy enamorada de ese incubus grande y hermoso que dice que me va a hacer su mujer, y que con todo respeto y amor me quiere hacer suya. Y usted ¿que opina doctor? ¿Le acepto?

Mcluna20 de noviembre de 2020

1 Comentarios

  • Regina

    Gracioso texto, muy original Mcluna. :)
    Saludos totales.

    21/11/20 09:11

Más de Mcluna