TusTextos.com

Toma de Toe

Se da cuenta de que esta ido, que el Toé le ha trepado fuertazo, y le ha cortado el caño de su saliva vuelve a sentirse seco y la sed lo invade nuevamente es tan intensa que le quema el paladar, ve agua cristalina brillando en la oscuridad y la acerca hacia él, algo en su memoria le quiere decir algo, pero no sabe qué.
El objeto es pesado - demasiado para un vaso de agua- se dice: nicagando esto no es agua, el agua no es tan pesada.

El, atravesado por una chispa de lucidez, recuerda lo que le paso con la linterna; esta vez no voy a caer - se dice. Desenrosca torpemente la tapa la observa y se dice: claro pe, el reflejo de la luz hacia que brillase y pareciese agua- risueñamente la pone a al costado, toma la cacerina, se la lleva a su ávida boca y las pesadas pilas salen volando dándole de lleno en el rostro. El sintiéndose sonso, menso, tarugo, idiota, gafo, no puede dejar de reír y le cae la última pila en el mismísimo incisivo frontal (pieza número nueve), rompiéndosele en tres partes y deformándole el rostro.

Al momento entran los duendecillos hijos del Toé y le hacen seas para que los siguen, van cantando y jugando palmeándose y haciendo bromas. Cuando llegan a un descampado le señalan que siga solo adelante. Y la ve a Jacoba la ve en un campo de orquídeas. Una de ellas la más grande, cubriéndole el sexo, él se acerca y al tocarla se prende en fuego y se siente abrasado por él.
MclunaPublicado el 13 de agosto de 2019
Archivado en jacoba una novela de amor a lo corin tellado carlos castaneda y harry potter

Lo recomiendan

1 Comentarios

  • Regina

    Buenísimo!, vamos que se ha quedado mellado, :)
    Saludos muy cordiales Mcluna.

    14/08/19 07:08

Más de Mcluna