TusTextos.com

Verano En Pacasmayo, El Mar y Las Gaseosas .

Cuando por fin me pude quitar la pata de yeso ya era verano y fuimos a pasar vacaciones toda la familia a Pacasmayo donde alquilamos un segundo piso en el malecón, era la casa de una amiga de mi papi que había sido su enamorada y mi mami como no le había dicho nada se puso bien celosa.
Pero eso a mí como que no me importaba; lo único que quería: era ir con mis gaseosas a la playa y cosechar lo mío. Ni me escucharon cuando salí, seguían discutiendo y gritaban cada vez más fuerte.
La playa estaba cerquita y se escuchaban a los pescadores regresar con su carga.

Al poco rato ya las tenía enterradas y amarradas con una pita y mientras esperaba a que algo pase cuando un niño se me acercó y me preguntó ¿qué hacía?
- Y ... ¿Has pescado algo?
- ¿Pescado? No. Estoy esperando que el mar me devuelva mi botella
de gaseosa.
- ¿Estas esperando que regrese llena?
- Si claro.
- ¿Estas pescando gaseosas?
- Así es. Supongo.
- ¿Qué? ¿también se pescan? Yo sé pescar muy muys y conchitas.
- Ah.
- Peces también se. A veces voy al muelle a pescar con mi papa y a veces salimos a pescar con atarraya, pero nunca había pescado gaseosa. ¿Cómo lo haces?
- Fácil. Solo tiras una botella vacía y te la devuelve llena.
- ¿Y demora mucho?
- No sé. es la primera vez que pesco.
- Ah ya. Y ... ¿Sabes pescar?
- No.
- Yo sí; a veces tienes que esperar un montón pa´ que pique y otras pican rapidita noma. ¿Y si se lleva la carnada?
- ¿Cuál carnada?
- Lo que le pones pa´ que pique. La gaseosa pué.
- ¿Y a donde se la va a llevar?
- No sé ... ¿al fondo del mar?
- ¿Y que hace ahí?
- No sé. Tendrá su fábrica o ¿cómo crees que hace?
- No sé. Pero dice la Chiquitita que a veces no te la manda llena sino con un mensaje escondido.
- ¿Y qué dice el mensaje?
- Dice que a veces son cartas de amor y otros mapas de tesoro escondidos.Como en las películas. Con piratas y todo.
- ¿Y tú crees que hay piratas?
- Si claro, si mi papa dice que los del gobierno son unos piratas y los del congreso también.
- Ah entonces debe ser cierto. Si lo dice un mayor.
- Eso mismo pienso yo. Pero en el congreso no usan pata de palo,van en silla de ruedas, y la mayoría tiene un parche en el ojo invisible. En lugar de parches usan trajes. Más modernos pe´. Pero piratas todos.

Silencio

- ¿Y qué crees que te traiga? La botella.
- No sé. Espero que sea una gaseosa o un mapa. Si me llega un mapa y encuentro el tesoro me voy a comprar un camión de gaseosas pa mi solito.
- ¿Vas a estar acá mucho rato?
- No sé hasta que me devuelva mi botella.
- Voy a traer una. Ya vengo.

No solo vino solo, sino que se pasó la voz entre la chiquillada, de que estaban dando gaseosa gratis, y se juntó una patotaza que vinieron atropellados y alborotados a "pescar gaseosas" con nosotros. Otros, un poco mayores, no se tragaron el cuento y se fueron al toque y poco a poco mientras el día avanzaba y entrábamos al mar a chapucear, o jugábamos a tirarnos arena a ensuciarnos, hacer fortalezas y castillos se nos fue el día. Sin que las gaseosas aparecieran cargadas., las cuales revisábamos de rato en rato. Pero no importaba nos estábamos divirtiendo tanto y fantaseando con el contenido unas chiquillas que se habían unido al grupo suspiraban por el contenido imaginario y el novio ideal.
Esperamos hasta que se ocultó el sol. Y mientras el sol se ocultaba y el último rayo desparecía entre la faz del mar se escuchó una voz que preguntó:
- ¿Y si las cargan de noche cuando nadie las ve? ¿Te dijeron eso tus amigos?
- No. No me dijeron. Es tarde. Regresemos mañana.
- Sale. Pero sin trampas ¿eh? El que llega primero le guarda su gaseosa al resto. Sin tomársela ¿ya?
- Que nadie lea mi carta de amor- suspiro una chiquilla por ahí.


Pero como iba a saber yo de que la vida tenía sus propios planes y que había planeado algo muy diferente a lo que yo había trazado. Apenas llegue al depa alquilado por los viejos en Pacasmayo me dijeron que al día siguiente iríamos de visita a Poemape a casa de los amigos de mis padres los Gálvez, que el Che nos había invitado a pasar el fin de semana en su rancho frente al mar. Que me iba a encantar. No pude reclamar ni tampoco desistir esa oferta que "no podía rechazar" y al día siguiente nos recogieron apenas salió el sol. Todo el viaje lo pase pensando en mis botellas y mis amiguitos de ayer y me dio coleraza de que se estuviesen tomando mi gaseosa y yo sin poderles reclamar. Pero cuando llegamos a Poemape que bonito que era todo. Tenía miles de amiguitos y primos con quien jugar. Lo primero que hicimos fue organizarnos para jugar un partidazo de fútbol al lado del rancho, juntito a la piscinita que formaba el mar frente a la casa de los Gálvez, cuando de pronto la pelota salió disparada hacia el mar siendo arrastrada por la marea, mi primo un año mayor como sabía nadar fue detrás de ella y no lo volví a ver más. Se lo tragó el mar. A mí me dijeron que se había ido a vivir en las profundidades del océano

Mientras preparaban los funerales de mi primito mi papa me llevó al cine Gloria a ver una película de Walt Disney no me acuerdo muy bien cual era ya que mi imaginación quedo atrapada con un cortometraje sobre las profundidades del mar. El agua tan cristalina, los sonidos y los pulpos, los peces payaso y toda esa fauna marina tan surreal; lo que más me impresionó fue la manta raya; tan aerodinámica y majestuosa. Le pregunté a mi papi si es que mi primo en el fondo del mar tendría una. Claro que sí: se pasea en una por las profundidades del mar.
- Uy que paja voy a ir a visitarlo.
A los dos días mi madre muy preocupada no quería que me acercara al mar porque yo decía que quería ir a vivir en el fondo de mar con mi primo Luisito y pasearme en una raya. Ya estaba cansada de tener que agarrarme para que no salga corriendo a la playa y me ahogue en el mar.
- Mira esas ideas tontas que le pones ¿y si después se ahoga? No puedo estar cuidándolo todo el día. Con la imaginación que tiene. No, vámonos ya. Regresamos a Cajamarca.

Y fue así que tuvimos que cortar el verano.

Mcluna27 de febrero de 2019

Lo recomiendan

3 Comentarios

  • Clopezn

    Me encanta la naturalidad con que has introducido la muerte en el relato ficción o realidad que se asemeja mucho a la naturalidad con la que de niños asumimos las cosas aunque somos los adultos los que ahí estamos para enrevesarlo todo.Un saludo cordial.

    01/03/19 01:03

  • Mcluna

    PROXIMAMENTE:
    APNEO
    Una Novela Costumbrista de Ciencia Ficcion

    06/03/19 03:03

  • Mcluna

    PARTE II DE LA NOVELA
    SUPERHEROES E
    HISTORIAS INCREIBLES

    06/03/19 03:03

Más de Mcluna