Disconformes

Una niña usó el maquillaje de su madre, mientras soñaba con crecer pronto para ser una hermosa señorita. Un treinteañero prendió la computadora y empezó a jugar con los jueguitos que había descargado mientras soñaba con ser niño de nuevo. Una pareja de jóvenes enamorados se quedó observando, en una vitrina, unos trajes de boda y se imaginaron la felicidad que lograrían juntos si se unían al matrimonio. Otra pareja, pero de adultos, estaban sentados en una mesa de restaurant, comiendo silenciosamente y añorando la época en que estaban solteros. Y así, mientras uno desea algo que el otro tiene, ese otro desea lo que antes era o tenía. Como siempre, nunca se le da el gusto a nadie.

27 / julio / 2012

Etiquetas:

2 Comentarios

  • Valentina

    Ay nada mas sierto, me gusto

    27/07/12 10:07

  • Delofe

    si nunca...

    03/08/12 11:08

Mas de Meysahras