Temer

Publicado por Milu23 el 08 de noviembre de 2016.
Al abrir el libro no pude evitar mirar con admiración la palabra recalcada en la página número tres. Era T.E.M.E.R y su significado, un poco embriagador, correspondía a: Todo Es una Mierda, Escapa Rápido. El problema fue, que por más hermosa y cuerda que me pareció la invitación, siempre abundan momentos donde, por más que se tema, no se desea escapar.

Sinceramente no sabría cómo contestarte. No podría, aunque quisiera, explicarte el terror que me causa. Donde lo ilógico recae en la situación misma de sentir alegría. Algo contrario, lo sé, pero no puedo defender un concepto tan lejos de mi entendimiento. Algo tan fuera de lo real que parece carecer de lo que sea que el mundo considere como cordura. Un miedo ante la falta de defensa contra una sonrisa, y un desame, totalmente involuntario, ante una acción tan sencilla como lo es el encontrarse con una mirada.

Son peligrosas las personas que en sus ojos guardan belleza, es un riesgo grande el jugar con ellas; las luces ciegan a aquellos que llevan tiempo sin ver, y más aún las que ocultan algo de magia, o aquellas que, sin siquiera darse cuenta, te llevan a lugares en donde la crueldad del presente no parece tener cabida, y en donde el tiempo se trasforma en la variante más relativa de todas.

Es tan tenebroso cuando el pensamiento, superado por lo que siente, no puede coordinarse con la lengua, o con las manos. Solo la imaginación es tan inmensa como para soportar las revoluciones que brincan y corren, miles de impulsos que extrañamente generan miles de silencios.

Dime, ¿qué puedo decir si las advertencias pierden su efectividad al contacto de dos manos? Una palma pequeña que se acomoda maravillosamente en otra. Sencillamente no hay manera de retroceder lo que inicio por un suave golpe de suerte y que, como cadena, continuó creciendo en el silencio de la noche. No existe una reversa para los labios.

El miedo más grande es descubrir lo extraordinario en lo cotidiano, es encontrar la ilusión del día y de la noche, o la complejidad de los músculos en un rostro que sonríe frente a otro. La sensación que gota a gota crece, inundando sistemas que parecen desconocer su próximo destino. Aunque quizá sí lo sepan, pero el momento se confabula para hacerles perder la memoria, varias veces al día, justamente cuando lo recuerdan.

Para comentar debes registrarte ».
Si ya tienes un usuario debes iniciar sesión ».

Mas de Milu23