Él

¿Y esta sonrisa? ¿Cuándo ha llegado? ¿Cómo apareció?
Podría echarle las culpas al dueño de la misma, pero más que eso, debo de darle las gracias. Cuando rozaba con los dedos el fondo del abismo, él rozó mi alma y la sacó de su condena. Cuando mis ojos se apagaban, él iluminó el lugar. Cuando el frío se apoderaba de mi cuerpo,él tuvo un abrazo para mí.
No necesito nada más, porque si él está a mi lado el tiempo se para, el mundo deja de existir y sólo quedan nuestras almas.

18 / febrero / 2015

Etiquetas:

Mas de Misterios8