Déjà Vu

Saluda sonriente, sin dientes.

Iniciando una conversación que muere sin un porque.

Su cara de duda difícilmente encuentra paz.

Viejas novelas, canciones y nombres olvidados.

Historias infinitas de temas cambiantes.

Leo su libro favorito emocionado junto a ella con su nuevo final.

Gran cuadro que no se imagina pintándolo.

Eterno amor que ya no esta, fue remplazado por llanto repentino.

Autorretrato olvidado y manos irreconocibles.

Vida perdida y familias desgastadas.

Memoria corrompida por los años, presa de un cuerpo moribundo.

Días interminables de las mismas preguntas.

Pinceles clavados en el lienzo y colores acuarelas de tus lagrimas.

Tormentas de atención y ánimos.

Noches de pánico por no reconocer tu propia voz.

Lapsos de tiempo perdidos y encontrados generando personalidades.

Odio este destino y acompañamiento interminables.

¡Es desesperante no poder llorar y gritar que soy tu hijo!.

La plenitud de los dementes es porque se les prohíbe recordar.

-Estas enferma, tienes Alzheimer.

Publicado por Mr.elio el 06 de diciembre de 2017.

Mas de Mr.elio

Etiquetas:

amor sentimiento cuento enfermedad pena dolor

Lo recomiendan

4 Comentarios

  • Remi

    En mi vida cotidiana los veo a menudo, en su rostro se refleja los pocos recuerdos que le quedan. Me trasmiten una inmensa ternura. Magnifico poema, cada frase es como una sentencia, ineludible.
    Un saludo Mr.elio.

    06/12/17 10:12

  • Mr.elio

    Gracias remi, tengo que decir que no llegue a captar el sentimiento de pena que genera vivir junto a alguien así.

    06/12/17 10:12

  • Oliviaferrer

    Se siente mucho tu poema. Pero ha sido grande.
    Un beso.

    07/12/17 02:12

  • Regina

    Triste y muy bién escrito, unsaludo muy cordial.Emociona mucho.

    07/12/17 08:12

Para comentar debes registrarte »
Si ya tienes un usuario debes iniciar sesión »