Divagaciones de un Enamorado

Encontré en su regazo el privilegio de ser amado. ¿Cómo? por su aura; la energía que transmitía me hacía saber que no me encontraba solo. Por su sonrisa; que emergía tal dicha cual pobre con mina de oro y por la vista; esos cristalinos ojos cafés, sinceros y afables a causa de mi presencia. Es magnífico, simplemente magnífico la forma en la que el amor toca los corazones y les abre un entorno de optimismo, bienestar, bondad para con el mundo...transforma a la gente, para bien o para mal, y las hace volar al paraíso donde nada más existe a excepción de ese ser especial, que en mi caso, es la encargada de pintar con colores vivos la cotidianidad negra creada por mi deprimente mentalidad, sin nada menos que con un "hola" de su parte.

Una vez encuentras la paz en dicha persona tienes riesgo a volverte dependiente, sientes la necesidad de mantenerte cerca sin importar los obstáculos y la posibilidad de su pérdida amerita un miedo muy grande.
Imaginarte la vida sin ella no es una opción y ser capaz de incluso dar tu mortalidad por su seguridad confirman tu estado empedernido y demente; demente a causa justa por supuesto. Para tu suerte, esa dependencia se torna recíproca y da a florecer el mejor amor de amores, o como suele ser, es utilizada para manipulación, saciar deseos egoístas de todo tipo.

De ahí, el miedo a la idea del amor. A diferencia de todo lo demás, el amor causa una ceguedad que impide anticipar lo presagiado, nunca sabrás si fue real o una vil mentira hasta tu muerte. Sin embargo, considero que la mayor satisfacción es saber que diste hasta tu último aliento para sacar esa pasión adelante. Ahora mismo, estoy sustituyendo mis principios individualistas y mi acogedora soledad por una mujer ¿Y adivinen? estoy increíblemente feliz por ello.

-¿En qué piensas?-me peguntó ella, curiosa y pícara cual niña que era.
-Nada-mentí-solo divagando.
-A mi no me mientes-frunció el ceño-dime la verdad.

La besé dulcemente en sus labios. Proclamar mis sentimientos a voz alta no era un acto de mucho apreciar, no por temor, sino porque es mi deber demostrarle el afecto adecuado con mis acciones, después de todo, es así como se demuestra el amor sincero.

El ocaso era irreal, tan irreal como este escenario. Finalmente, admito ser el hombre más suertudo del mundo...

16 / mayo / 2013

Etiquetas:

2 Comentarios

  • Neogrekosay2012

    Saludos:
    El texto transmite la emoción creada o real...de un momento. En ese dejar que tus palabras discurran sobre este espacio virtual, una delicada descripción profundiza en la necesidad del "miedo/temor", quizá porque depende de nuestra humanidad. Gracias.

    19/05/13 12:05

  • Myownstory

    Gracias a ti, por apreciar este pequeño fragmento...

    08/07/13 03:07

Mas de Myownstory