TusTextos.com

Del Puto Chimpancé

Tengo un ser indefinido metido dentro de la cabecita. A veces la da por bailar, a veces por cantar, a veces por cantar y bailar. A menudo parece estar dormido. En silencio. Otras toca el violín, la guitarra, el violonchelo, el tambor. Hay días en que hace una sinfonía, la mayoría únicamente estruendo. Quiero pensar que se encuentra a gusto en mí y yo, no sé si debo decir lo mismo.

Puedo asumir que soy cómo un planeta, un microcosmos. Dicen, porqué nunca me he puesto a contarlos, que en nosotros habitan unas 48 billones de bacterias, unos 60 billones de virus y miles de millones de hongos. Que en nosotros hay unos ecosistemas muy diversos, húmedos cómo una selva tropical en la nariz o áridos como los desiertos en el antebrazo donde habitan estos microorganismos. Es decir, que una mitad del cuerpo es humano y la otra no lo es. Y lo más jodido de todo es que ese microcosmos tiene un efecto en nuestro peso y yo, creyendo que ser gordo era culpa mía. He vivido engañado toda la vida ¡Putas bacterias! Puedo asumirlo, ya lo he dicho, que vivan en mi ese sinfín de extraños microbios que nunca conoceré, quien sabe si entre ellos hay una relación cordial, igual que entre vecinos. Por mi tamaño diría que soy un sistema solar. Quién pudiera dar el salto al espacio interestelar.

Sin embargo, el chimpancé que hay dentro de mi cabeza, llamémoslo así por ser la parte de mi menos evolucionada si es, que tango algo de la evolución a parte del lenguaje, pues soy de los que pueden mover las orejas, tengo restos de cola en el coxis y el palmaris longus que su ausencia es signo de evolución, sobresale en mi antebrazo con todo su poderío igual que lo hacía 15.000 años antes. Domina el día a día presionando a un lado o al otro del cerebro, creando dudas, dolores, quebraderos de cabeza.

Quisiera exterminarlo, pero que sería mi vida sin la duda.
NieblaPublicado el 13 de diciembre de 2018
Archivado en relato

4 Comentarios

  • Luisjose

    Niebla! uno va pasando por esta página que expresa tanto y encuentra tan buenos textos como este. Saludos!

    Luis J.

    14/12/18 12:12

  • Niebla

    Gracias Luis! Das ánimos a seguir
    Un saludo

    14/12/18 04:12

  • Nani

    Como usas el simil de chimpancé, yó la llamo cotorra, es esa voz que no para de charlotear, si aprendes a ignorarla ,entras en el instante donde no existe nada, ahí te percibes como parte del todo, lo exterior es la gran obra de mi subconsciente,amate tal cual te creaste y por añadidura te descubrirás. Me gusta tu texto,empieza a soltar.

    15/12/18 09:12

  • Niebla

    Nani, cómo voy yo a igniralo si es mi maoyor diversión. Gracias

    15/12/18 01:12

Más de Niebla