No Siempre Soy Torpe a la Hora de Soñar

Cierro los ojos. Cansados de vivir y de ver.

Caen los parpados mientras se abre el telón de la escena. Es de lo más cotidiano. Una pareja joven en casa, entre risas y sonrisas. Jugando a desbocar los instintos en la partida del querer. Correteando por el pasillo; medio vestidos, medio desnudos. Primero le alcanza él, luego ella. Un beso escurridizo, casi efímero. Una boca fugitiva, húmeda. Guerra de impulsos sinceros e inocentes.

Los observo como en una película en blanco y negro o, a tonalidades grises de cine mudo. Sigo espiando, como quien fisgonea a través de la cerradura apresado por la emoción. El baile del cortejo, la chispa en la mecha del amor, como una combinación inocente e indecente. Jóvenes de espíritu apasionado. Poco a poco, con delicadeza, se van despojando de la ropa, el uno al otro. Y cuando, sin más dilación, se encuentran sus cuerpos desnudos de un vuelco al corazón, se escapan a gozar de la embriaguez.

En el momento justo antes de cerrar la puerta, me reconozco en él, cincuenta años atrás. Y la reconozco a ella, tan joven y tierna, tan esplendida. En esa hora en punto. Dónde nos gustaba dormir justo después de voltear las sabanas, dejándonos deslizar en la fugacidad del instante, en la sensualidad de la intimidad. Perdido el miedo del desconocido. Hay un trozo de anima suya en mí, que impregna mis pensamiento.

El ruido del portazo me despierta del sueño, mi hija entra en mi dormitorio y vuelve, como cada mañana, con una paciencia infinita, para ayudarme a levantar, y mientras cruza por delante de mi, doy gracias al subconsciente, para dejarme disfrutar una noche más, de la visita de mi mujer. ¡Basta de pena!


-¿Como has dormido hoy?- Me pregunta igual que cada mañana, con su sonrisa imborrable, que si tuviera que decir cuanto vale, sería mi amor eterno.

- Como hacía mucho tiempo que no hacía.- Respondo.

Etiquetas:

Lo recomiendan

4 Comentarios

  • Lasombra

    Es de lo más bonito y tierno que he leído. Me ha parecido precioso.
    Un beso Niebla.

    05/04/18 07:04

  • Diegozami

    Una evocación muy presente, me gusto.

    Saludos.

    05/04/18 08:04

  • Remi

    Me has emocionado Niebla con tu tierno relato, cuando escribes sorprendes siempre y eso me encanta.
    Un abrazo.

    06/04/18 09:04

  • Niebla

    Gracias Lasombra, me alegra que te gustara.

    Diego, sí, vivimos en un constante pasado, gracias.

    Remi, gracias. La sorpresa ayuda al relato.

    06/04/18 05:04

Más de Niebla