Sé, Lo que No es

Al salir del colegio, los niños, a menudo, traen unos deberes que para los padres son, una verdadera cruz. Y si, la materia que debe estudiar no gusta al progenitor, lo mejor es joderse y tragarse el sapo, para que el niño, no vea que aquello, no te interesa lo más mínimo. Incluso, si se puede, y el nivel de interpretación es un poco aceptable, es necesario hacer creer que la lección resulta interesantíssima.

Estaba mi hijo, estudiando los músculos del cuerpo: El bíceps, el pectoral mayor, el serrato mayor, el sartorio, el cuádriceps. El trapecio, el tríceps, los cuádriceps, el tibial anterior e incluso, hay uno el cuál se llama: esternocleidomastoideo.

Cuando sin tiempo para reaccionar, me pregunta a ver si el corazón, es también un músculo. Yo, con la lección aprendida, le contesto que no, que es un órgano, muscular; pero un órgano al fin y al cabo. Como el hígado o el páncreas. Entonces él, me mira triste preguntándome, como puede hacerlo para conseguir una rápida recuperación, pues se lo han lesionado.

Después del susto inicial, me doy cuenta que lo que le debo decir es: que se vuelva enamorar. Y él, continuamente curioso, dice que tiene otra pregunta, ahora pide: -¿Qué es el amor?-
Publicado por Niebla el 09 de febrero de 2018.

Mas de Niebla

Etiquetas:

relato amor nino

Lo recomiendan

4 Comentarios

  • Regina

    Muy bueno y original.saludos.

    09/02/18 08:02

  • Niebla

    Gracias

    10/02/18 12:02

  • Remi

    La respuesta a la última pregunta da para otro texto :)
    Buen texto, saludos.

    10/02/18 03:02

  • Niebla

    Sí, o dos, o tres, o ... Gracias

    13/02/18 04:02

Para comentar debes registrarte »
Si ya tienes un usuario debes iniciar sesión »