Sequía

Mi melancolía acumulada desde hace ya más de seis años logran esfumarse,
al igual de mis momentos de llanto y desesperación ante un futuro intolerable.
Respiro un aire que nunca antes había respirado,
esperanzado ante un aire nuevo, fresco, de sinceridad.

Realizando acciones completamente inesperadas e instintivamente irrealizables,
sorprendido ante mis cambios con pasos agigantados,
haciendo que lentamente todo lo abrumador, lo horrendo y la constante lucha que tuve conmigo, desaparezcan.

Siendo 7 de febrero, adentrándome ante el día sesenta y tres de mi estabilidad plena,
saco una sonrisa y elimino mi pasado; orgulloso de mi esfuerzo y personalmente habiendo tomado las decisiones correctas,
o que otros, involuntariamente,tomaron por mi.

Hoy estoy seco, pero despreocupado ante un posible futuro invento; que gracias a la verdad,
mi vida volvió a ser vida.




07 / febrero / 2018

Etiquetas:

Mas de Nitramcaberal