TusTextos.com

Siete Días.

Cruzado de brazos frente a frente le dije que no estaba de acuerdo en absoluto. En siete días no era posible que hubiera acabado toda la tarea que tenía por delante y no presentara multitud de fallos y cabos sueltos.

Él me miró de arriba abajo frunciendo el ceño de manera casi amenazante. Yo confiaba en que, atendiendo a su infinita bondad, encajaría las críticas de mejor manera.

En el preciso momento en que los relámpagos comenzaron a iluminar el firmamento me di cuenta que estaba muy equivocado.

Más relatos en... http://relatosycuentosbreves.blogspot.com/
07 de agosto de 2018

Lo recomiendan

3 Comentarios

  • Lasombra

    Utilizas historias conocidas o personajes reconocibles y le das una vuelta de tuerca o un punto de vista personal y siempre divertido. Me gusta!

    11/12/18 02:12

  • Lasombra

    Repasa la parte "frunciendo el ceño (que) manera.."
    Creo que debería ser (de).

    11/12/18 02:12

  • Nsc77

    Gracias por comentar y por tú corrección (ya lo he cambiado). Un saludo...

    12/12/18 12:12

Más de Nsc77