El Miedo que Todo Lo Puede

Publicado por Oliviaferrer el 01 de noviembre de 2017.
Recostada en el sofá se había quedado dormida. Esperando el sonido de la cerradura. Esperando las bambas grises. Esperando una media sonrisa. Esperándolo. Pero la puerta no se abría. El televisor no callaba. Al sol todavía le daba pereza salir. Pero él no llegaba.
Cerró los ojos. Solo iba a descansar los párpados pesados de tantas madrugadas en vela. Solo un par de minutos. Pero el sueño acabó ganando la partida. Entonces llegó él, con la apariencia renovada pero el alma confundida, igual que antes. Antes de poner tierra de por medio. Tierra de por miedo.
Miedo, como sabía ella que tenía. Miedo al fracaso. A un abrazo rechazado. Miedo por ellas. Las dos. Bueno, más por la primera. Esa a la que ha tapado al llegar, con una mantita. A la que ha acariciado el pelo y ha besado en la frente. Miedo a que se despertase en ese preciso momento, le pidiera explicaciones. Razones. Motivos por los cuales huyó. Y los tiene, claro que los tienes, aunque no lo entendería. No los entiende él. Porque decir te quiero y arrasar con todo no siempre funciona. Sí, quedaría todo devastado, lágrimas, reproches, corazones, pero no serviría de nada. No se podría volver a sembrar esperanza. Amistad. La más sincera amistad que tenían.
Dejó su maleta en la habitación. Entró cauteloso, para no despertar a nadie. Se tumbó en su cama. Otra víctima más del sueño.
El sol de la ventana le quemaba el tobillo al descubierto. Se despertó, remoloneando en el sofá. Se sacudió la modorra y se puso en pie. Y allí estaba él. Se quedó de piedra por unos segundos. Callada. Sin saber que decir. Se saludaron vergonzosamente. Se intercambiaron alguna frase estúpida, y ella marchó a desayunar a un bar. Él quedó ahí. Pensativo. Dolido.

¿Cómo iba a arrasar con todo si no era capaz de hablarle?
¿Cómo? si sus ojos se hunden, se alejan. Sangran.
Si sus manos tiemblan como las hojas en otoño.
¿Cómo unir dos piezas si no quieren encontrarse?
¿Cómo? Si no encuentran sicario que quiera matar al miedo.
Porque el miedo es muy fuerte. Es una bestia,
y no hay rifle, cinturón explosivo,
no hay nada que pueda acabar con él.
Y el pánico se instala en las palabras.
En la voz ausente.
El miedo que todo lo puede.

Lo recomiendan

10 Comentarios

  • Jarraddavab-8040

    El miedo no te deja vivir

    01/11/17 10:11

  • Raul_amon

    Confío en que consiga dejar su miedo a un lado, a veces es peor quedarte con la duda.
    Un beso!

    01/11/17 10:11

  • Oliviaferrer

    Sí, con el miedo no se pueden hacer la mitad de cosas que uno sabe hacer.

    01/11/17 11:11

  • Oliviaferrer

    Bueno, ya veremos si lo consigue.
    Un beso!

    01/11/17 11:11

  • Remi

    Miedo paralizador que te obliga a no hacer nada. Tocas unos temas muy interesantes Olivia y me encanta como lo describes con tu toque personal.
    Un gran abrazo preciosa.

    01/11/17 11:11

  • Oliviaferrer

    Muchas gracias Remi, un placer.
    Besos!

    01/11/17 11:11

  • Chay

    ¿Por pué tenemos tanto miedo a decir lo que sentimos?....Yo creo que es porque queremos mantener la esperanza de una ilusión,para mantenernos vivos.......y mientras ésto sucede,somos felices....el después...........mejor no pensarlo....Me encantó,Olivia.Un abrazo.

    01/11/17 02:11

  • Axiddonnoc-0676

    Te paraliza, no eres capaz de hacer nada, sientes miedo, mucho miedo, y no eres capaz de hacer nada, solo te haces daño a ti misma.
    Laura.

    01/11/17 02:11

  • Oliviaferrer

    Supongo, Chay, que tenemos miedo a perder. Las cosas están tan bien que temes perder lo que tienes al arriesgarte.
    Un beso!

    01/11/17 02:11

  • Oliviaferrer

    El miedo es probablemente el enemigo más grande que tenemos, o uno de ellos. Hay tantas cosas que podríamos hacer, Laura, si no estuviese ese sentimiento con nosotros...
    Un beso para ti también.

    01/11/17 02:11

Para comentar debes registrarte ».
Si ya tienes un usuario debes iniciar sesión ».

Mas de Oliviaferrer