Fui Yo.

Es curioso, me había bebido todos mis tormentos, me emborraché mil veces, casi siempre con el fin de vomitar toda mi mierda, a ver si mientras el alcohol salía por donde había entrado, se llevara consigo todos los motivos por los que quedarme allí vaciando botellas de wishky y no buscando otra puerta en mi vida. Se podría decir que había matado todos mis temores, después de una botella solía reírme, luego llorar, luego bailaba, ahora solo río a carcajadas, durante horas, hasta quedarme de nuevo dormido. Me volví loco, le eché la culpa al wishky, a la vida, al perro del vecino, a la tele tienda... Pero bastó con mirarme al espejo y echar la vista atrás por unos minutos para darme cuenta de que nada tuvo la culpa, que fui yo quien quiso matarme y que nadie me cerró las puertas, que fui yo quien se negó a abrirlas.

19 / enero / 2016

Etiquetas:

Lo recomiendan

Mas de Paryk