TusTextos.com

Un Canto a la Vida - Abandonemos la Jaula

"¿Dónde vas a pasar las vacaciones de Semana Santa?
Porque salir, saldrás a algún sitio, ¿no?".

Es necesario salir.
Alejarse, huir, escapar.

Vacaciones y Semana Santa. Qué lejos quedan las que fueron prioridades absolutas hace tan solo un par de semanas.

Leo textos de otros compañeros de esta plataforma y, entre párrafos, brota todo tipo de iconografía que me recuerda mis anteriores persecuciones, casi compulsivas, para adquirir. Coleccionar. Poseer.

Las cookies de la conciencia.

¿Hacia dónde vamos?

Algunos parece ser muy conscientes de la bofetada a mano abierta que nos está dando la vida. Otros, sin embargo, desean canjear su billete de vuelta que les devuelva a su anterior estilo de vida.

¿Habrá servido de algo?

La única certeza es que esta transición, inodora pero agria, no es más que miedo a perder.

Como si alguna vez hubiéramos poseído algo.

El primero que asoma es el pánico por que se escape la vida. La propia y la ajena.

Si se izan las velas del alta, el siguiente es el miedo a quedar tocados. A obedecer para siempre el calderón que marca la ventilación mecánica. A no recuperar el olfato.

Más tarde, temor por descender posiciones. Por desatarnos de proyectos y clientes que un día nos ayudaron a construir la torre de naipes. Y, con ella, nuestro escenario, su atrezzo y nuestra forma de movernos por él.

¿Nuestra identidad?

Algunos daremos esquinazo al virus. A otros nos alcanzará. Pero de lo que no vamos a librarnos es de padecer el síndrome de Ulises. Hoy todos somos inmigrantes que, en cuestión de horas, hemos dejado atrás el mundo tal y como lo conocíamos.

Esta transición nos da la oportunidad de elegir el pozo al que arrojar la moneda.

¿Cuántas ocasiones más dispondremos para ser extraordinarios?

No me digas que nunca te has sentido como un hamster haciendo girar la rueda.

Abandonemos la jaula.

Y, cuando dejemos de respirar en remoto, si tuviera el atrevimiento de olvidarlo, tatuadme a hierro vivo estas palabras:

Austeridad.
Solidaridad.
Determinación.
Patroclo26 de marzo de 2020

Lo recomiendan

10 Comentarios

  • Diegozami

    Amigo Patroclo, atendiendo a la reflexión que expones en este texto quiero hacerme eco de algo que tenía en mente esta mañana.

    No solo estamos de acuerdo, te diría que ya, el mundo nunca sera igual. Esto sera bueno o malo en la medida de que la masa critica tome conciencia de una vez por todas, que la humanidad esta totalmente dormida.

    Es un mundo demasiado desigual, injusto y egoísta. No puede ser que la banalidad haga fortunas que jamas se gastaran ni en 100 encarnaciones.

    La economía mundial se derrumba, por un virus que nadie puede ver, y el remedio, ya se esta discutiendo, que puede ser peor que la enfermedad. Todos sabemos que la economía no se puede paralizar por mas de un mes. No se trata de elegir entre la salud y la economía. Ambos son gigantescos problemas. Los lideres de todos los países deberían estar discutiendo con científicos y economistas expertos y guiar al mundo entero.

    Es un problema planetario, y como tal deberían abordarlo.

    Pregúntale a Japón, expertos en catástrofes... 126 millones de habitantes y tienen solo 1140 contaminados y 42 fallecidos, y el primer caso lo tuvieron igual que Italia. ¿Increíble no?

    Nunca declararon la cuarentena, pero identificaron y aislaron a los infectados. Y no detuvieron la economía. Cerraron los centros de estudio y lo eventos de mayor concentración de personas.

    Quizás haya que preguntarse porque ellos fueron los menos afectados hasta la fecha en el mundo. Es evidente que hay aspectos culturales de higiene, que hacen la diferencia planetaria. Recuerda cuando fueron ejemplo en el ultimo mundial de fútbol por quedarse a limpiar las tribunas.

    No son perfectos, tienen sus problemas como todas las sociedades del mundo, pero son muy respetuosos de la salud del prójimo, y tienen medidas de higiene ejemplares. Ademas es un país que hace 70 años tenía los mas altos indices de pobreza...tu sabrás que hoy es un país de los mas ricos.

    Por último, cabe aclarar que ellos después de Italia, tienen la población mas longeva del mundo...da para pensar verdad?.

    Pero pocos hablan de Japón...y de Alemania, que también tiene una tasa de mortalidad bajísima...

    Amigo, no soy fanático de Japón...pero creo que el mundo debería mirar mucho mas hacia estos países, no te parece?

    Te envío un saludo amigo...cuídate.




    26/03/20 05:03

  • Danae

    Confinados, muy limitados en nuestros movimientos, y sin embargo,"hoy todos somos inmigrantes" porque "hemos dejado atrás el mundo tal y como lo conocíamos".
    El mundo siempre se ha movido entre dualidades forzadas, y ahora le toca tragarse sus contradicciones.
    Me ha encantado leer tu reflexivo texto, y te aplaudo por esa imagen del hamster dando vueltas incesantes a la rueda, que tiene además hoy una simbología cuanto menos patética.
    Huyamos, pero aprendamos.
    Un abrazo, Patroclo.

    26/03/20 09:03

  • Indigo

    Oportuno, Conciso Coherente, Patroclo.
    Lo cierto a mi entender, es que todo cambió. En los pasillos de tustextos.com, algun@s comentan entre lamentos su deseo de que ésta pandemia pase pronto y volvamos a la "normalidad". ¡Así de simple!
    Como bien lo mencionas; el Síndrome de Ulises está presente.
    ¿Añoran todo lo anterior? Es decir, a los conflictos armados del planeta, que continúe la migración forzada, la habitual contaminación atmósferica, racismo y supremacía, la deliciosa gastronomía chatarra, SIDA, violencia, muerte, odio, en fin, toda la linda historia de la humanidad contemporánea.
    En ocaciones soy conspiranoico, esto que estamos padeciendo es una guerra bacteriológica contra China y creada por el Hegemón, solo que esta vez se le desbordó y retornará a el laboratorio donde se originó, con mucha virulencia.
    Y si alguna enseñanza me queda hoy, es que no deseo volver a la "normalidad" del pasado.
    Mi país, Venezuela, es el último de América al que llegó el C.Virus y al día de hoy, 27 de marzo, solo hay 2 fallecidos. A pesar de medidas coercitivas, es decir bloqueo económico, mediático, social, político, diplomático, cultural, médico, etc. por parte del "Primer mundo" y dice algo o mucho sobre las medidas tajantes tomadas muy anteriores a los países de ese monstruoso "Primer mundo".
    ¡Ah! pero tenemos, según esos países, un gobernante asesino, un "régimen" dictatorial etc. etc. Me excusas si utilizo este espacio, pero es parte de otra pandemia global imparable, el derecho a ser libres y soberanos en nuestras decisiones.
    La barca de Caronte aun no zarpa completa, por lo tanto, más que un acostumbrado "Saludos..."
    ¡Salud amigo!

    27/03/20 05:03

  • Regina

    Un texto lleno de sabiduría, y unos comentarios que no se quedan atrás.
    Saludos muy cordiales.

    27/03/20 06:03

  • Patroclo

    Diegozami,
    al igual que tú, estoy lejos de ser fanático de Japón (o de cualquier otro asunto). Sin embargo admiro muchos de sus valores: disciplina, respeto, compromiso con la comunidad, orden, limpieza... Por algo son expertos en recuperarse de todo tipo de catástrofes. La determinación y la autoexigencia son herencia de nada menos que de los guerreros samurai.

    En España e Italia nos gusta improvisar, el chanchullo, el nepotismo. Lejos también de la austera y disciplinada Alemania, como bien mencionas.

    Te agradezco mucho el comentario. Un saludo, amigo.

    28/03/20 03:03

  • Patroclo

    Danae,
    muchas gracias por la lectura y por el comentario.
    Ojalá el sacrificio no sea en vano.
    Yo tengo mis dudas, resulta muy incómodo destetarse del pan y el circo.
    Veremos, con un poco de suerte.
    Un abrazo de vuelta.

    28/03/20 03:03

  • Patroclo

    Indigo,
    Yo tampoco deseo volver a esa normalidad conocida que nos ha estado empujando hacia el colapso. Aunque creo que lo que está por llegar será doloroso. Inevitable, catártico, pero no transparente. Y debemos estar preparados para ello.

    El virus afecta a las células, la unidad más básica de la vida. Es cuestión de tiempo comprobar cómo afecta a superestructuras, al orden mundial y a lo que concebimos como "primer" y "tercer".

    Siéntete siempre libre de usar este espacio para expresarte, es balsámico y totalmente necesario. Continuemos con la terapia. Gracias y salud, amigo.

    28/03/20 03:03

  • Patroclo

    Regina,
    muchas gracias por la lectura y por comentar.
    La verdad es que es un gustazo compartir estos ratos con compañeros tan interesantes.
    Un saludo.

    28/03/20 03:03

  • Madamebutterfly

    QUerido Patroclo totalmente de acuerdo con tu texto, me ha gustado muchísimo!! Saludos!!

    29/03/20 02:03

  • Remi

    Buena reflexión, me ha encantado leerla Patroclo. Nada será ya igual es nuestra responsabilidad aprender de toda esta situación, sacarle el provecho a esta bofetada que nos da la vida.
    Un abrazo.

    29/03/20 07:03

Más de Patroclo