Absurdo Sin Sentido

Quizá esta no sea el mejor momento para escribir. Quizá estas palabras que forman este texto nunca lleguen a ti. Quizá mis ideas no sean lo suficientemente buenas. ¿Pero eso quién lo decide? ¿ Quizá tú? ¿ Quizá yo? No, es no es así. Ni yo lo sabré ni tú lo podrás saber. Puede que estemos aquí por algo, que hayamos conocido a los que nos rodean por alguna razón o que lo que hacemos este marcado por alguna antigua maldición. Pero yo no lo creo. No creo que haya nada capaz de decidir lo que debemos hacer en cada momento, como si así justificásemos nuestra suerte o nuestros fallos. Pienso que deberíamos olvidarnos de el quizá, del puede y del porque y empezar a tener presente otra filosofía. Una filosofía con la que lo que pensemos que lo estamos haciendo porque en ese momento es lo que más deseamos, sin pensar en consecuencias absurdas que nos lo impidan. A veces pienso que sólo son excusas, y que estaríamos mejor sin ellas. Puede que este texto no tiene sentido, ¿pero y que? Fue lo que quise escribir una noche de febrero, sin importar nada más que mis deseos.

Etiquetas:

Más de Pikkolina