TusTextos.com

Coplas Religiosas

COPLAS RELIGIOSAS

Sobre su tronco glorioso
muere la divina luz,
entre borbotones rojos.

.oOo.

Agachao y sin poder
llevas al hombro el madero,
siendo Tú el Gran Poder
te resignas padecer
tan manso como un cordero.

.oOo.

Ni rostro con tanta pena
ni pena con tanto asombro,
ni más amarga condena
que llevar sobre tus hombros
la cruz de pecados llena.

.oOo.

¡Ay que pena más desnuda!
bajo el peso del madero,
¡ay que agonía más larga!
de Jesús el Nazareno.

.oOo.

El pueblo se estremecía
viendo sufrir a Jesús,
el Cordero agonizaba
en el árbol de la Cruz.

.oOo.

Triste se siente la noche,
el aire vela su rostro
y en un grito de perdón
besa la muerte sus ojos.

.oOo.

Prudente como un cordero
camino vas del calvario,
acuestas con tu madero.
¡Señor! que largo rosario
te arrastra ya al matadero.

.oOo.

Mueres en la Cruz, sin consuelo,
con esa boca entre abierta
y tus miradas al cielo.
Déjame la puerta abierta
que cierre tu desconsuelo.

.oOo.

Sabiendo de tu inocencia
Pilatos te condenó:
tenía mala conciencia
el malvado que ordenó
la Cruz de tu Penitencia.

.oOo.

Pálida llevas la frente
más blanca que la azucena,
tu sufrir es un torrente
por tu amargura y tú pena
viendo a tu hijo doliente.

.oOo.

Ramos de claveles rojos
llevas al pié de la Cruz,
y tanta pena y enojos,
que ya no ves ni la luz
cuando la miran tus ojos.

.oOo.

La luna triste acaricia
el Huerto de los Olivos,
llora la tanta avaricia
de malvados y lascivos
que a Jesucristo ajusticia.

.oOo.

Después de tanto sufrir
perdonas al enemigo
cuando te vas a morir:
y le mandas por castigo
todo el amor que hay en ti.

.oOo.

Cumpliste lo encomendado
con esa muerte bendita.
Con la llaga en tu costado
todo quedó consumado
por una lanza maldita.

.oOo.

Por pregonar la verdad
echada tienes la suerte,
maldita la humanidad
que con espinas de muerte
coronan tanta bondad.

.oOo.

Para ti va mi cantar
hecha saeta doliente,
tu cruz yo quiero arrancar
y ese dolor tan ardiente
yo lo quisiera llevar.

.oOo.

Ya vuelven las golondrinas
para quitar de tus sienes,
el dolor de tus espinas.

.oOo.

Que no quiero ni mirarte
con esa cruz en tus brazos
entre cirios y estandarte:
que vas roto en pedazos
y nadie quiere ayudarte.

.oOo.

Lo que te hace sufrir
no es la Cruz de tu rosario,
es que te vas a morir
y el dolor de tu calvario
para nada ha de servir.

.oOo.

No hacedle tanto sufrir,
dejadle en paz en la cruz
que ya se le va el vivir:
y apenas si ve la luz
porque se siente morir.

.oOo.

Los pecados nos limpiaste
con la sangre de tu herida
y en recompensa llevaste
la ingratitud de la vida
por ese bien que sembraste.

.oOo.

Pena pongo y sentimiento
en la saeta que canto,
es tanto mi sufrimiento
que el alma se vuelve llanto
y mi suspiro un lamento.

.oOo.

Las lágrimas yo derramo
cuando le veo de venir
dichoso en Domingo Ramos:
por lo que ha de sufrir
cordero que tanto amo.

.oOo.

Ya ha sido crucificado,
su mal: repartir justicia,
la ofrenda: morir clavado.

.oOo.

Brota sangre de tu pecho
mientras se burlan de ti:
¿pero qué delito has hecho
para ser tratado así
crucificado y deshecho?

.oOo.

Entre falsario juzgado
injusto fue tu plenario.
Pena en la cruz clavado
que llevarás al calvario
para ser crucificado.

.oOo.

Maldito sea aquel beso
que Judas le dio a Jesús
a fin de que fuera preso
y soportar aquella cruz
como un cordero indefenso.

.oOo.

Hablaba con claridad
Jesús llenito de luz,
y espinas de soledad
fue su martirio y su cruz,
por predicar la verdad.

.oOo.

Fuiste primero adorado,
luego eres perseguido,
después preso y azotado;
por el pueblo maldecido,
y al final crucificado.

.oOo.

Le chorreaba la sangre,
la lanza partió el costado:
nunca vi dolor tan grande.

.oOo.

Rompió el costado la lanza,
nunca vi dolor más grande
ni más perdón en su cara.

.oOo.

Que tú te llamas Jesús,
padeciste por nosotros
y te clavamos en cruz.

.oOo.

Mentiras las digo yo,
mentiras las dices tú:
hasta San Pedro las dijo
que renegó de Jesús.

.oOo.

Cuando con maldad obramos,
Dios se nos vuelve conciencia
y hasta podemos tocarlo.

.oOo.

Hazme niño mi ¡Señor!
devuélveme la pureza
que tuve en mi corazón.

.oOo.

Las Iglesias libre vía
y no en las catedrales,
esa verdad de alegría
deben llevar sus avales
como Jesús pretendía.

.oOo.

Hay dolor por las esquinas,
angustia por los rincones,
respiran dolor las calles
y luto los corazones:
hasta el aire lleva luto
acariciando crespones.

.oOo.

Yo me embriago de Dios
y Dios mis penas me calla
que mis penas no son penas
con las de El comparadas.

.oOo.

El camino de Jesús
sólo por el bien se gana,
pero no por los sermones
ni con astutas palabras.

.oOo.

Que fuiste Tú el Redentor,
que fuiste Tú el Nazareno,
y a tu infinito dolor
te dimos todo el veneno
del cáliz del desamor.

.oOo.

A quién a tu hijo condena
le repartes tus amores,
tú vas llenita de pena
¡ay! Virgen de los Dolores.
¡Cuánta ternura te llena!

.oOo.

Porque su muerte llegaba
se apartaba de la luz,
la oscuridad le cegaba,
mientras moría en la cruz
al tiempo que perdonaba.

.oOo.

Los apóstoles dormían
cuando te llevaron preso,
los jueces te juzgarían
y los testigos mentían
después del maldito beso.

.oOo.

Ya Jesús está juzgado,
padece tanta amargura,
que siendo la Cruz pasión
el sufrir fue su dulzura.

.oOo.

Ay que temblor de puñales,
Cristo se vistió de llagas
como un clavel en la nieve
su sangre se derramaba.

.oOo.

Las guerras, malditas sean,
son espinas de Jesús,
las guerras siempre reflejan
Cristo con la Cruz o en Cruz.

.oOo.

Por predicar la verdad
te clavaron en la cruz:
¡ay! señor cuanta maldad
de aquel que siega la luz
del que derrama bondad.

.oOo.

Clavado quedó en la cruz,
luego le dieron la muerte
las lanzas de ingratitud.

.oOo.

Concedes la paz al hombre
y la paz que tú le entregas,
es maldecida en Tu nombre.

.oOo.

El sentir de este poeta
lleva su pesar divino,
y el duende de su falseta
sigue a Cristo en su camino
con su doliente saeta.

.oOo.

En este dichoso mundo
de nada sirve ser bueno,
Jesucristo lo intentó:
mira qué pago, le dieron.

.oOo.

Que desgracia madre mía
le cayó sobre sus hombros
al hijo que más querías:
lleno de pena y asombro
fue perseguío en la vía.

.oOo.

Algunos creyentes pasan media vida
en votos y orando
y la otra media la pasan pecando.

.oOo.

Dicen que soy pecador
pero tal vez no lo sea
hacía los ojos de Dios.

.oOo.

No es la cruz lo que te pesa
te puede más el desengaño
y lo sólo que te encuentras
en la cruz agonizando.

.oOo.

Yo quise llevar a fin
lo que Jesús predicaba
y nadie a mí me miraba;
me trataron de ruin
y el más amigo me odiaba

.oOo.

Tan sólo hay una forma
de poder llegar a Dios
y es cumplir los mandamientos
que Jesucristo nos dio.

.oOo.

Hay personas en este mundo
que tan malas, malas son,
que sólo tienen la sombra
del diablo, y no de Dios.

.oOo.

Perdí la fe en la iglesia
por eso busco a Jesús
para pedirle clemencia.

.oOo.

Toda la vida es dilema,
y toda ella desconsuelo,
siempre acechando el problema
que la delicia suprema
sólo se alcanza en cielo.

.oOo.

Silencio, dolor y muerte
lágrimas, tristeza y llanto
se ha adueñado del puente.

.oOo.

Por el fuego de tus venas,
negra cera, amarga miel,
de tus heridas tan cruel
llevo un enjambre de pena.

.oOo.

No existe en Andalucía
una Virgen tan piadosa
que esa Virgencita mía,
que llamada Dolorosa
lleva una luz de alegría.

.oOo.

Lucero de la mañana,
estrella que tanto brilla,
eres reina y soberana
y orgullo de mi Sevilla.

.oOo.

Corazón de oro pulido,
manantial de agua clara,
si sonríes al desvalido
¿por qué tan triste tu cara?

.oOo.

Virgen de la Macarena:
que dolor debes llevar,
viendo a tu hijo morir
por el delito de amar.

.oOo.

Orgullosa está Sevilla
de tener tan gran señora,
en un trono: tan sencilla.

.oOo.

Por ir llena de dolor
a ti te llaman Dolores,
y madre del Redentor.

.oOo.

Dolores ¡ay! Virgen mía,
que pena lleva tu cara,
tu hijo está en la agonía
y a ti ya nadie te ampara
todo el dolor que te guía.

.oOo.

De tanto sufrir y llorar
tienes roto el corazón
viendo a ese hijo expirar,
en esa Cruz de Pasión
por el delito de amar.

.oOo.

Eres la madre más buena:
después de tantos dolores
que va sangrando tu pena,
le repartes tus amores
a quien a tu hijo condena.

.oOo.

Es día y noche tu rostro,
qué contraste, reina mía:
eres de la pena madre
y de la dicha su guía.

.oOo.

Virgen de la Macarena:
es tu cara tan hermosa
como flor de la canela.

.oOo.

Virgen de la Macarena:
que flor te puedo tirar
para consolar tu pena.

.oOo.

Solamente con mirarte,
los corazones más duros,
se doblan para besarte.

.oOo.

¿Qué tendrá la cara tuya,
que al triste le das la dicha,
y en tu corazón derramas
el dolor de las desdichas?

.oOo

Noche de luna y de nata
ya vuelve la Macarena
tanto esplendor arrebata
su carita de azucena
junto a su palio de plata.

.oOo.

Madre mía, madre mía,
Esperanza Macarena,
en tus pestañas de luto
oculta llevas tu pena.

.oOo.

Suene y vibre mi saeta
para limpiar tus sudores,
viendo a tu hijo en la cruz
quebrantado de dolores.

.oOo.

Yo no quiero que tú llores
con esos labios abiertos,
de ansias y sufrimientos
¡ay! Virgen de los Dolores.

.oOo.

Cuando lloras Virgen mía
sé que te sobran razones,
que sufres de noche y día
y lloras a borbotones
a tu hijo en su agonía.

.oOo.

M A R Í A

María:
es el nombre de la Virgen
que tanto padecería.

.oOo.

María:
La concepción, la pureza,
el amor y la armonía.

.oOo.

María:
Dolor y padecimiento,
resignación y alegría.

.oOo.

María:
La paz y la soledad
y esperanza que nos guía.

.oOo.

María:
Amparo, Consolación,
Estrella y la luz del día.

.oOo.

María:
Unión de todas las Vírgenes,
Rosa, Luz y Poesía.

.oOo.

-Manuel Cornejo González-













_________________


Ultima edición por Manuel Cornejo González el Sab Abr 03, 2010 2:57 pm; editado 2 veces

Volver arriba

















saucedo
POETA DESTACADO VIII


Afiliado: 09 Feb 2009
Aportes: 4244
Ubicación: Argentina

Medallas: 4 (Ver Mas)







853.00 points





Publicado: Sab May 16, 2009 10:53 am
Título del mensaje:

--------------------------------------------------------------------------------






Maestro tienes una gran
sensibilidad`
llenas de ternura y dulzura
la belleza
de tu poema.
placer fue volar en tus letras
un abrazo y un saludo desde
mi querida ARGENTINA






_________________
Fuiste mi rosa y en esa bella flor
vivirás para recordarte toda mi vida
mi amor...




Volver arriba






Manuel Cornejo González
Poeta Selecto-II


Afiliado: 23 Nov 2008
Aportes: 842


Medallas: 2 (Ver Mas)







920.50 points





Publicado: Mar Mar 30, 2010 11:18 am
Título del mensaje:

--------------------------------------------------------------------------------






saucedo escribió:
Maestro tienes una gran
sensibilidad`
llenas de ternura y dulzura
la belleza
de tu poema.
placer fue volar en tus letras
un abrazo y un saludo desde
mi querida ARGENTINA


Muchas gracias por esos elogios.
Un abrazo de






_________________


Volver arriba






Manuel Cornejo González
Poeta Selecto-II


Afiliado: 23 Nov 2008
Aportes: 842


Medallas: 2 (Ver Mas)







920.50 points





Publicado: Jue Abr 01, 2010 3:26 am
Título del mensaje: Re: ABANICO DE COPLAS SOBRE RELIGIÓN

--------------------------------------------------------------------------------






Manuel Cornejo González escribió:






COPLAS SOBRE RELIGIÓN


Sobre su tronco glorioso
muere la divina luz,
entre borbotones rojos.

.oOo.

Agachao y sin poder
llevas al hombro el madero,
siendo Tú el Gran Poder
te resignas padecer
tan manso como un cordero.

.oOo.

Ni rostro con tanta pena
ni pena con tanto asombro,
ni más amarga condena
que llevar sobre tus hombros
la cruz de pecados llena.

.oOo.

¡Ay que pena más desnuda!
bajo el peso del madero,
¡ay que agonía más larga!
de Jesús el Nazareno.

.oOo.

El pueblo se estremecía
viendo sufrir a Jesús,
el Cordero agonizaba
en el árbol de la Cruz.

.oOo.

Triste se siente la noche,
el aire vela su rostro
y en un grito de perdón
besa la muerte sus ojos.

.oOo.

Prudente como un cordero
camino vas del calvario,
acuestas con tu madero.
¡Señor! que largo rosario
te arrastra ya al matadero.

.oOo.

Mueres en la Cruz, sin consuelo,
con esa boca entre abierta
y tus miradas al cielo.
Déjame la puerta abierta
que cierre tu desconsuelo.

.oOo.

Sabiendo de tu inocencia
Pilatos te condenó:
tenía mala conciencia
el malvado que ordenó
la Cruz de tu Penitencia.

.oOo.

Pálida llevas la frente
más blanca que la azucena,
tu sufrir es un torrente
por tu amargura y tú pena
viendo a tu hijo doliente.

.oOo.

Ramos de claveles rojos
llevas al pié de la Cruz,
y tanta pena y enojos,
que ya no ves ni la luz
cuando la miran tus ojos.

.oOo.

La luna triste acaricia
el Huerto de los Olivos,
llora la tanta avaricia
de malvados y lascivos
que a Jesucristo ajusticia.

.oOo.

Después de tanto sufrir
perdonas al enemigo
cuando te vas a morir:
y le mandas por castigo
todo el amor que hay en ti.

.oOo.

Cumpliste lo encomendado
con esa muerte bendita.
Con la llaga en tu costado
todo quedó consumado
por una lanza maldita.

.oOo.

Por pregonar la verdad
echada tienes la suerte,
maldita la humanidad
que con espinas de muerte
coronan tanta bondad.

.oOo.

Para ti va mi cantar
hecha saeta doliente,
tu cruz yo quiero arrancar
y ese dolor tan ardiente
yo lo quisiera llevar.

.oOo.

Ya vuelven las golondrinas
para quitar de tus sienes,
el dolor de tus espinas.

.oOo.

Que no quiero ni mirarte
con esa cruz en tus brazos
entre cirios y estandarte:
que vas roto en pedazos
y nadie quiere ayudarte.

.oOo.

Lo que te hace sufrir
no es la Cruz de tu rosario,
es que te vas a morir
y el dolor de tu calvario
para nada ha de servir.

.oOo.

No hacedle tanto sufrir,
dejadle en paz en la cruz
que ya se le va el vivir:
y apenas si ve la luz
porque se siente morir.

.oOo.

Los pecados nos limpiaste
con la sangre de tu herida
y en recompensa llevaste
la ingratitud de la vida
por ese bien que sembraste.

.oOo.

Pena pongo y sentimiento
en la saeta que canto,
es tanto mi sufrimiento
que el alma se vuelve llanto
y mi suspiro un lamento.

.oOo.

Las lágrimas yo derramo
cuando le veo de venir
dichoso en Domingo Ramos:
por lo que ha de sufrir
cordero que tanto amo.

.oOo.

Ya ha sido crucificado,
su mal: repartir justicia,
la ofrenda: morir clavado.

.oOo.

Brota sangre de tu pecho
mientras se burlan de ti:
¿pero qué delito has hecho
para ser tratado así
crucificado y deshecho?

.oOo.

Entre falsario juzgado
injusto fue tu plenario.
Pena en la cruz clavado
que llevarás al calvario
para ser crucificado.

.oOo.

Maldito sea aquel beso
que Judas le dio a Jesús
a fin de que fuera preso
y soportar aquella cruz
como un cordero indefenso.

.oOo.

Hablaba con claridad
Jesús llenito de luz,
y espinas de soledad
fue su martirio y su cruz,
por predicar la verdad.

.oOo.

Fuiste primero adorado,
luego eres perseguido,
después preso y azotado;
por el pueblo maldecido,
y al final crucificado.

.oOo.

Le chorreaba la sangre,
la lanza partió el costado:
nunca vi dolor tan grande.

.oOo.

Rompió el costado la lanza,
nunca vi dolor más grande
ni más perdón en su cara.

.oOo.

Que tú te llamas Jesús,
padeciste por nosotros
y te clavamos en cruz.

.oOo.

Mentiras las digo yo,
mentiras las dices tú:
hasta San Pedro las dijo
que renegó de Jesús.

.oOo.

Cuando con maldad obramos,
Dios se nos vuelve conciencia
y hasta podemos tocarlo.

.oOo.

Hazme niño mi ¡Señor!
devuélveme la pureza
que tuve en mi corazón.

.oOo.

Las Iglesias libre vía
y no en las catedrales,
esa verdad de alegría
deben llevar sus avales
como Jesús pretendía.

.oOo.

Hay dolor por las esquinas,
angustia por los rincones,
respiran dolor las calles
y luto los corazones:
hasta el aire lleva luto
acariciando crespones.

.oOo.

Yo me embriago de Dios
y Dios mis penas me calla
que mis penas no son penas
con las de El comparadas.

.oOo.

El camino de Jesús
sólo por el bien se gana,
pero no por los sermones
ni con astutas palabras.

.oOo.

Que fuiste Tú el Redentor,
que fuiste Tú el Nazareno,
y a tu infinito dolor
te dimos todo el veneno
del cáliz del desamor.

.oOo.

A quién a tu hijo condena
le repartes tus amores,
tú vas llenita de pena
¡ay! Virgen de los Dolores.
¡Cuánta ternura te llena!

.oOo.

Porque su muerte llegaba
se apartaba de la luz,
la oscuridad le cegaba,
mientras moría en la cruz
al tiempo que perdonaba.

.oOo.

Los apóstoles dormían
cuando te llevaron preso,
los jueces te juzgarían
y los testigos mentían
después del maldito beso.

.oOo.

Ya Jesús está juzgado,
padece tanta amargura,
que siendo la Cruz pasión
el sufrir fue su dulzura.

.oOo.

Ay que temblor de puñales,
Cristo se vistió de llagas
como un clavel en la nieve
su sangre se derramaba.

.oOo.

Las guerras, malditas sean,
son espinas de Jesús,
las guerras siempre reflejan
Cristo con la Cruz o en Cruz.

.oOo.

Por predicar la verdad
te clavaron en la cruz:
¡ay! señor cuanta maldad
de aquel que siega la luz
del que derrama bondad.

.oOo.

Clavado quedó en la cruz,
luego le dieron la muerte
las lanzas de ingratitud.

.oOo.

Concedes la paz al hombre
y la paz que tú le entregas,
es maldecida en Tu nombre.

.oOo.

El sentir de este poeta
lleva su pesar divino,
y el duende de su falseta
sigue a Cristo en su camino
con su doliente saeta.

.oOo.

En este dichoso mundo
de nada sirve ser bueno,
Jesucristo lo intentó:
mira qué pago, le dieron.

.oOo.

Que desgracia madre mía
le cayó sobre sus hombros
al hijo que más querías:
lleno de pena y asombro
fue perseguío en la vía.

.oOo.

Algunos creyentes pasan media vida
en votos y orando
y la otra media la pasan pecando.

.oOo.

Dicen que soy pecador
pero tal vez no lo sea
hacía los ojos de Dios.

.oOo.

No es la cruz lo que te pesa
te puede más el desengaño
y lo sólo que te encuentras
en la cruz agonizando.

.oOo.

Yo quise llevar a fin
lo que Jesús predicaba
y nadie a mí me miraba;
me trataron de ruin
y el más amigo me odiaba

.oOo.

Tan sólo hay una forma
de poder llegar a Dios
y es cumplir los mandamientos
que Jesucristo nos dio.

.oOo.

Hay personas en este mundo
que tan malas, malas son,
que sólo tienen la sombra
del diablo, y no de Dios.

.oOo.

Perdí la fe en la iglesia
por eso busco a Jesús
para pedirle clemencia.

.oOo.

Toda la vida es dilema,
y toda ella desconsuelo,
siempre acechando el problema
que la delicia suprema
sólo se alcanza en cielo.

.oOo.

Silencio, dolor y muerte
lágrimas, tristeza y llanto
se ha adueñado del puente.

.oOo.

Por el fuego de tus venas,
negra cera, amarga miel,
de tus heridas tan cruel
llevo un enjambre de pena.

.oOo.

No existe en Andalucía
una Virgen tan piadosa
que esa Virgencita mía,
que llamada Dolorosa
lleva una luz de alegría.

.oOo.

Lucero de la mañana,
estrella que tanto brilla,
eres reina y soberana
y orgullo de mi Sevilla.

.oOo.

Corazón de oro pulido,
manantial de agua clara,
si sonríes al desvalido
¿por qué tan triste tu cara?

.oOo.

Virgen de la Macarena:
que dolor debes llevar,
viendo a tu hijo morir
por el delito de amar.

.oOo.

Orgullosa está Sevilla
de tener tan gran señora,
en un trono: tan sencilla.

.oOo.

Por ir llena de dolor
a ti te llaman Dolores,
y madre del Redentor.

.oOo.

Dolores ¡ay! Virgen mía,
que pena lleva tu cara,
tu hijo está en la agonía
y a ti ya nadie te ampara
todo el dolor que te guía.

.oOo.

De tanto sufrir y llorar
tienes roto el corazón
viendo a ese hijo expirar,
en esa Cruz de Pasión
por el delito de amar.

.oOo.

Eres la madre más buena:
después de tantos dolores
que va sangrando tu pena,
le repartes tus amores
a quien a tu hijo condena.

.oOo.

Es día y noche tu rostro,
qué contraste, reina mía:
eres de la pena madre
y de la dicha su guía.

.oOo.

Virgen de la Macarena:
es tu cara tan hermosa
como flor de la canela.

.oOo.

Virgen de la Macarena:
que flor te puedo tirar
para consolar tu pena.

.oOo.

Solamente con mirarte,
los corazones más duros,
se doblan para besarte.

.oOo.

¿Qué tendrá la cara tuya,
que al triste le das la dicha,
y en tu corazón derramas
el dolor de las desdichas?

.oOo

Noche de luna y de nata
ya vuelve la Macarena
tanto esplendor arrebata
su carita de azucena
junto a su palio de plata.

.oOo.

Madre mía, madre mía,
Esperanza Macarena,
en tus pestañas de luto
oculta llevas tu pena.

.oOo.

Suene y vibre mi saeta
para limpiar tus sudores,
viendo a tu hijo en la cruz
quebrantado de dolores.

.oOo.

Yo no quiero que tú llores
con esos labios abiertos,
de ansias y sufrimientos
¡ay! Virgen de los Dolores.

.oOo.

Cuando lloras Virgen mía
sé que te sobran razones,
que sufres de noche y día
y lloras a borbotones
a tu hijo en su agonía.

.oOo.

Hoy es la Navidad,
unos cantarán menos
y otros cantarán más.

.oOo.

El año ya terminó
y muchos con él se fueron
y recordando su ausencia
empezamos Año Nuevo.

.oOo.

Otro año que ha pasado
y que ya no volverá
y otro año que ha llegado
y que también pasará.

.oOo.

Un nuevo año pasó
que en su conjunto fue bueno
para pasar otro igual
yo me preparo de nuevo.

.oOo.

El año nos dijo a Dios
y para algunos la vida
en su transcurso escapó:
y no comieron las uvas
como en el año anterior.

.oOo.

Se van los años
y llegan otros
que pasar quiero
entre vosotros.

.oOo.

Nuevo año,
soy feliz,
porque desperté
y estoy aquí.

.oOo.

-Manuel Cornejo González-















_________________


Volver arriba






Blanca N. García González
Poeta Selecto-IV


Afiliado: 18 Feb 2009
Aportes: 13818
Ubicación: MÉXICO

Medallas: 17 (Ver Mas)








595.00 points





Publicado: Jue Abr 01, 2010 12:20 pm
Título del mensaje:

--------------------------------------------------------------------------------






Un abanico intenso y lleno de prodigiosa belleza, mis felicitaciones y encantada de leerte en mi jueves santo...todavía...

Un placer dejarte mis saludos y mi admiración a tu abanico de coplas amigo MANUEL...






_________________






Volver arriba






Manuel Cornejo González
Poeta Selecto-II


Afiliado: 23 Nov 2008
Aportes: 842


Medallas: 2 (Ver Mas)







920.50 points





Publicado: Sab Abr 03, 2010 2:45 pm
Título del mensaje: Re: ABANICO DE COPLAS SOBRE RELIGIÓN

--------------------------------------------------------------------------------






Manuel Cornejo González escribió:






COPLAS SOBRE RELIGIÓN


Sobre su tronco glorioso
muere la divina luz,
entre borbotones rojos.

.oOo.

Agachao y sin poder
llevas al hombro el madero,
siendo Tú el Gran Poder
te resignas padecer
tan manso como un cordero.

.oOo.

Ni rostro con tanta pena
ni pena con tanto asombro,
ni más amarga condena
que llevar sobre tus hombros
la cruz de pecados llena.

.oOo.

¡Ay que pena más desnuda!
bajo el peso del madero,
¡ay que agonía más larga!
de Jesús el Nazareno.

.oOo.

El pueblo se estremecía
viendo sufrir a Jesús,
el Cordero agonizaba
en el árbol de la Cruz.

.oOo.

Triste se siente la noche,
el aire vela su rostro
y en un grito de perdón
besa la muerte sus ojos.

.oOo.

Prudente como un cordero
camino vas del calvario,
acuestas con tu madero.
¡Señor! que largo rosario
te arrastra ya al matadero.

.oOo.

Mueres en la Cruz, sin consuelo,
con esa boca entre abierta
y tus miradas al cielo.
Déjame la puerta abierta
que cierre tu desconsuelo.

.oOo.

Sabiendo de tu inocencia
Pilatos te condenó:
tenía mala conciencia
el malvado que ordenó
la Cruz de tu Penitencia.

.oOo.

Pálida llevas la frente
más blanca que la azucena,
tu sufrir es un torrente
por tu amargura y tú pena
viendo a tu hijo doliente.

.oOo.

Ramos de claveles rojos
llevas al pié de la Cruz,
y tanta pena y enojos,
que ya no ves ni la luz
cuando la miran tus ojos.

.oOo.

La luna triste acaricia
el Huerto de los Olivos,
llora la tanta avaricia
de malvados y lascivos
que a Jesucristo ajusticia.

.oOo.

Después de tanto sufrir
perdonas al enemigo
cuando te vas a morir:
y le mandas por castigo
todo el amor que hay en ti.

.oOo.

Cumpliste lo encomendado
con esa muerte bendita.
Con la llaga en tu costado
todo quedó consumado
por una lanza maldita.

.oOo.

Por pregonar la verdad
echada tienes la suerte,
maldita la humanidad
que con espinas de muerte
coronan tanta bondad.

.oOo.

Para ti va mi cantar
hecha saeta doliente,
tu cruz yo quiero arrancar
y ese dolor tan ardiente
yo lo quisiera llevar.

.oOo.

Ya vuelven las golondrinas
para quitar de tus sienes,
el dolor de tus espinas.

.oOo.

Que no quiero ni mirarte
con esa cruz en tus brazos
entre cirios y estandarte:
que vas roto en pedazos
y nadie quiere ayudarte.

.oOo.

Lo que te hace sufrir
no es la Cruz de tu rosario,
es que te vas a morir
y el dolor de tu calvario
para nada ha de servir.

.oOo.

No hacedle tanto sufrir,
dejadle en paz en la cruz
que ya se le va el vivir:
y apenas si ve la luz
porque se siente morir.

.oOo.

Los pecados nos limpiaste
con la sangre de tu herida
y en recompensa llevaste
la ingratitud de la vida
por ese bien que sembraste.

.oOo.

Pena pongo y sentimiento
en la saeta que canto,
es tanto mi sufrimiento
que el alma se vuelve llanto
y mi suspiro un lamento.

.oOo.

Las lágrimas yo derramo
cuando le veo de venir
dichoso en Domingo Ramos:
por lo que ha de sufrir
cordero que tanto amo.

.oOo.

Ya ha sido crucificado,
su mal: repartir justicia,
la ofrenda: morir clavado.

.oOo.

Brota sangre de tu pecho
mientras se burlan de ti:
¿pero qué delito has hecho
para ser tratado así
crucificado y deshecho?

.oOo.

Entre falsario juzgado
injusto fue tu plenario.
Pena en la cruz clavado
que llevarás al calvario
para ser crucificado.

.oOo.

Maldito sea aquel beso
que Judas le dio a Jesús
a fin de que fuera preso
y soportar aquella cruz
como un cordero indefenso.

.oOo.

Hablaba con claridad
Jesús llenito de luz,
y espinas de soledad
fue su martirio y su cruz,
por predicar la verdad.

.oOo.

Fuiste primero adorado,
luego eres perseguido,
después preso y azotado;
por el pueblo maldecido,
y al final crucificado.

.oOo.

Le chorreaba la sangre,
la lanza partió el costado:
nunca vi dolor tan grande.

.oOo.

Rompió el costado la lanza,
nunca vi dolor más grande
ni más perdón en su cara.

.oOo.

Que tú te llamas Jesús,
padeciste por nosotros
y te clavamos en cruz.

.oOo.

Mentiras las digo yo,
mentiras las dices tú:
hasta San Pedro las dijo
que renegó de Jesús.

.oOo.

Cuando con maldad obramos,
Dios se nos vuelve conciencia
y hasta podemos tocarlo.

.oOo.

Hazme niño mi ¡Señor!
devuélveme la pureza
que tuve en mi corazón.

.oOo.

Las Iglesias libre vía
y no en las catedrales,
esa verdad de alegría
deben llevar sus avales
como Jesús pretendía.

.oOo.

Hay dolor por las esquinas,
angustia por los rincones,
respiran dolor las calles
y luto los corazones:
hasta el aire lleva luto
acariciando crespones.

.oOo.

Yo me embriago de Dios
y Dios mis penas me calla
que mis penas no son penas
con las de El comparadas.

.oOo.

El camino de Jesús
sólo por el bien se gana,
pero no por los sermones
ni con astutas palabras.

.oOo.

Que fuiste Tú el Redentor,
que fuiste Tú el Nazareno,
y a tu infinito dolor
te dimos todo el veneno
del cáliz del desamor.

.oOo.

A quién a tu hijo condena
le repartes tus amores,
tú vas llenita de pena
¡ay! Virgen de los Dolores.
¡Cuánta ternura te llena!

.oOo.

Porque su muerte llegaba
se apartaba de la luz,
la oscuridad le cegaba,
mientras moría en la cruz
al tiempo que perdonaba.

.oOo.

Los apóstoles dormían
cuando te llevaron preso,
los jueces te juzgarían
y los testigos mentían
después del maldito beso.

.oOo.

Ya Jesús está juzgado,
padece tanta amargura,
que siendo la Cruz pasión
el sufrir fue su dulzura.

.oOo.

Ay que temblor de puñales,
Cristo se vistió de llagas
como un clavel en la nieve
su sangre se derramaba.

.oOo.

Las guerras, malditas sean,
son espinas de Jesús,
las guerras siempre reflejan
Cristo con la Cruz o en Cruz.

.oOo.

Por predicar la verdad
te clavaron en la cruz:
¡ay! señor cuanta maldad
de aquel que siega la luz
del que derrama bondad.

.oOo.

Clavado quedó en la cruz,
luego le dieron la muerte
las lanzas de ingratitud.

.oOo.

Concedes la paz al hombre
y la paz que tú le entregas,
es maldecida en Tu nombre.

.oOo.

El sentir de este poeta
lleva su pesar divino,
y el duende de su falseta
sigue a Cristo en su camino
con su doliente saeta.

.oOo.

En este dichoso mundo
de nada sirve ser bueno,
Jesucristo lo intentó:
mira qué pago, le dieron.

.oOo.

Que desgracia madre mía
le cayó sobre sus hombros
al hijo que más querías:
lleno de pena y asombro
fue perseguío en la vía.

.oOo.

Algunos creyentes pasan media vida
en votos y orando
y la otra media la pasan pecando.

.oOo.

Dicen que soy pecador
pero tal vez no lo sea
hacía los ojos de Dios.

.oOo.

No es la cruz lo que te pesa
te puede más el desengaño
y lo sólo que te encuentras
en la cruz agonizando.

.oOo.

Yo quise llevar a fin
lo que Jesús predicaba
y nadie a mí me miraba;
me trataron de ruin
y el más amigo me odiaba

.oOo.

Tan sólo hay una forma
de poder llegar a Dios
y es cumplir los mandamientos
que Jesucristo nos dio.

.oOo.

Hay personas en este mundo
que tan malas, malas son,
que sólo tienen la sombra
del diablo, y no de Dios.

.oOo.

Perdí la fe en la iglesia
por eso busco a Jesús
para pedirle clemencia.

.oOo.

Toda la vida es dilema,
y toda ella desconsuelo,
siempre acechando el problema
que la delicia suprema
sólo se alcanza en cielo.

.oOo.

Silencio, dolor y muerte
lágrimas, tristeza y llanto
se ha adueñado del puente.

.oOo.

Por el fuego de tus venas,
negra cera, amarga miel,
de tus heridas tan cruel
llevo un enjambre de pena.

.oOo.

No existe en Andalucía
una Virgen tan piadosa
que esa Virgencita mía,
que llamada Dolorosa
lleva una luz de alegría.

.oOo.

Lucero de la mañana,
estrella que tanto brilla,
eres reina y soberana
y orgullo de mi Sevilla.

.oOo.

Corazón de oro pulido,
manantial de agua clara,
si sonríes al desvalido
¿por qué tan triste tu cara?

.oOo.

Virgen de la Macarena:
que dolor debes llevar,
viendo a tu hijo morir
por el delito de amar.

.oOo.

Orgullosa está Sevilla
de tener tan gran señora,
en un trono: tan sencilla.

.oOo.

Por ir llena de dolor
a ti te llaman Dolores,
y madre del Redentor.

.oOo.

Dolores ¡ay! Virgen mía,
que pena lleva tu cara,
tu hijo está en la agonía
y a ti ya nadie te ampara
todo el dolor que te guía.

.oOo.

De tanto sufrir y llorar
tienes roto el corazón
viendo a ese hijo expirar,
en esa Cruz de Pasión
por el delito de amar.

.oOo.

Eres la madre más buena:
después de tantos dolores
que va sangrando tu pena,
le repartes tus amores
a quien a tu hijo condena.

.oOo.

Es día y noche tu rostro,
qué contraste, reina mía:
eres de la pena madre
y de la dicha su guía.

.oOo.

Virgen de la Macarena:
es tu cara tan hermosa
como flor de la canela.

.oOo.

Virgen de la Macarena:
que flor te puedo tirar
para consolar tu pena.

.oOo.

Solamente con mirarte,
los corazones más duros,
se doblan para besarte.

.oOo.

¿Qué tendrá la cara tuya,
que al triste le das la dicha,
y en tu corazón derramas
el dolor de las desdichas?

.oOo

Noche de luna y de nata
ya vuelve la Macarena
tanto esplendor arrebata
su carita de azucena
junto a su palio de plata.

.oOo.

Madre mía, madre mía,
Esperanza Macarena,
en tus pestañas de luto
oculta llevas tu pena.

.oOo.

Suene y vibre mi saeta
para limpiar tus sudores,
viendo a tu hijo en la cruz
quebrantado de dolores.

.oOo.

Yo no quiero que tú llores
con esos labios abiertos,
de ansias y sufrimientos
¡ay! Virgen de los Dolores.

.oOo.

Cuando lloras Virgen mía
sé que te sobran razones,
que sufres de noche y día
y lloras a borbotones
a tu hijo en su agonía.

.oOo.

M A R Í A

María:
es el nombre de la Virgen
que tanto padecería.

.oOo.

María:
La concepción, la pureza,
el amor y la armonía.

.oOo.

María:
Dolor y padecimiento,
resignación y alegría.

.oOo.

María:
La paz y la soledad
y esperanza que nos guía.

.oOo.

María:
Amparo, Consolación,
Estrella y la luz del día.

.oOo.

María:
Unión de todas las Vírgenes,
Rosa, Luz y Poesía.

.oOo.
Hoy es la Navidad,
unos cantarán menos
y otros cantarán más.

.oOo.

El año ya terminó
y muchos con él se fueron
y recordando su ausencia
empezamos Año Nuevo.

.oOo.

Otro año que ha pasado
y que ya no volverá
y otro año que ha llegado
y que también pasará.

.oOo.

Un nuevo año pasó
que en su conjunto fue bueno
para pasar otro igual
yo me preparo de nuevo.

.oOo.

El año nos dijo a Dios
y para algunos la vida
en su transcurso escapó:
y no comieron las uvas
como en el año anterior.

.oOo.

Se van los años
y llegan otros,
que pasar quiero
entre vosotros.

.oOo.

Nuevo año,
soy feliz,
porque desperté
y estoy aquí.

.oOo.

-Manuel Cornejo González-
















Poetav04 de mayo de 2011
Archivado en:
religin

Más de Poetav