TusTextos.com

Esencia de un Alma















Esencia de un alma



Hubo un tiempo en el que podía ver. Y he visto cosas horribles, instantes que muy pocos pueden imaginar, brazos despedazados, piernas descuartizadas, cuerpos destrozados, tripas saliendo de los vientres y solo sujetadas por la mano del sujeto, he visto sangre humana correr como ríos y desembocar en alcantarillas, he visto matar seres humanos por menos de lo que vale un caramelo y periodistas regocijados e ensimismados en el horror para captarlo. He visto el horror, el horror de este género que llamamos humano y que se convierte en atroz y genocida cuando no tiene la capacidad de aplicar la piedad.

Todas estas cosas horribles pueden ser superadas, algunos creen que el horror entra por los ojos y se queda impregnado como una foto, pero no hay nada como la vista de un espíritu amputado; no existe ninguna prótesis para eso, no hay cura para un alma destrozada, de todas las torturas, de todas las heridas está es la peor, te permite seguir caminando, pero sin ninguna esperanza, sin tener ningún si sitio donde ir, caminas en círculos como un autómata, sin ningún sentimiento que sentir ni demostrar, la mente está clara pero el alma primero se desangra y luego muere, queda anquilosada en un cuerpo inerte, queda yerma, necrosada, deja de ocupar su espacio para ser solo vacío.

He visto hombres y mujeres deambular por la calle muertos, sin alma, viviendo una andadura hacia la nada, pues nada son, en realidad no existen, son figurantes de esta obra de teatro que los gerifaltes nos han escrito, halcones despiadados que sobrevuelan nuestras vidas atentos siempre, unos para cazar otros como carroñeros para arrebatar la única posesión de valor que tenemos, que no es otra que la dignidad.

Siempre supe cuál era el camino correcto. Sin excepción, yo lo sabía. Pero nunca lo tome, la respuesta es que tomar el camino correcto es costoso, difícil, oneroso, elevado, no soy mejor que nadie e igual que todos, si hubiera tomado el camino correcto no estaría escribiendo estas líneas, mi sangre hubiera acabado en esas alcantarillas que hablaba antes y de allí al mar y ya no sería nada, solo energía en movimiento.

El horror tiene una cara y tú debes hacer del horror tu amigo. Horror y terror mortal son tus amigos. Si ellos no lo son, entonces son tus enemigos, a los que debes temer. Son en verdad tus enemigos.

Estos monstruos que laceran almas también tienen corazón, tienen familias, tienen hijos, están también llenos de amor, pero tienen la fuerza, la fuerza para arrebatar vidas. Si yo hubiese sabido desde pequeño que el cielo es un espejismo y una mentira, tal vez me hubiera convertido en un monstruo que hubiera asesinado, matado y puesto fin al mando de esos potentados, y tal vez entonces nuestros problemas hubiesen acabado. Tienes que tener la voluntad, tu instinto primordial de defensa, el acto reflejo de matar sin compasión a aquellos que saben que sólo mienten, que son escoria y que se valen de nuestras debilidades para hacernos sus esclavos, por ello nuestra moral tiene que ser séptica para ser capaces de utilizar nuestros instintos básicos para matar sin sentimentalismo, sin pasión, sin juicio, sin juzgar ni juzgarse, porque es el auto juzgarse es lo que nos derrota.

Existen vampiros pero no tienen colmillos largos, no chupan sangre, arrancan almas, existe el mal, es como un viento negro que a modo de pandemia se apodera de la prole y la convierte en vasallos de los seres que altivamente miran de reojo nuestras vidas.
Naces y vives una vida, y un buen día te das cuenta que te han arrebatado el alma, debes ser digno y acabar, pero no juzgues ni te juzgues a los que quieran continuar.


Somos hijos del miedo y la esperanza, eso nos hace humanos, yo quisiera ser puro y morir con la esencia pura de mi alma pero tal vez ya es demasiado tarde.










23 de septiembre de 2018

Lo recomiendan

7 Comentarios

  • Regina

    En este texto muestras la verdad, lo que es, y suscribo esto, porque lo he vivido, pero conservo aún mi alma, espero
    que no me la quiten, como me han quitado la sonrisa. Gracias por escribir siempre tanta verdad. Un abrazo.

    24/09/18 04:09

  • Diegozami

    El día que vimos caer las torres gemelas, vimos tantas almas inocentes asesinadas. Ese día, la maldad humana perturbo de manera tan infame los limites de una tragedia, que nos demostró, entre tantas miserias, que el miedo y el horror...no tienen limites para nuestra especie.

    Tu texto es excelentemente duro, por esta razón me vino a la mente esta tragedia.

    Un saludo Pol.

    24/09/18 09:09

  • Mayoazul

    No sé donde has estado, hace tiempo que no escribías, pero amigo, cuando te pones a transmitir no dejas indiferente a nadie. Me gustaría creer que tienes esperanza, te admiro desde hace tiempo, creo que todas tus letras tienen algo genuino y verdadero, están escritas con raciocinio pero impregnadas en el papel con tu propia sangre y se nota, escribes con las tripas y lo que dices es a veces tan sincero que al leerlo te hace daño, a mi me pasa cuando te leo, tienes esa dualidad entre monje y guerrero, creo que has visto tanto mal que quieres ser una especie de sacerdote misionero que lleve tu razón y tu verdad a los cuatro confines del planeta. Has escrito mucho en esta página, pero este texto me ha dejado tocado, das la impresión como si hubieras descubierto el santo Grial y supieras toda la verdad, todas las verdades, como te decía antes, a veces me da miedo leerte, en el fondo no queremos lo que tu ves, pero todos sabemos que es verdad, tú nos recuerdas esa verdad y eso a veces no gusta.
    Te admiro genio, te deseo suerte, no sé que puedo decir más.

    24/09/18 10:09

  • Voltereta

    Creo que al final el tiempo acaba por poner a cada uno en su lugar. La sabiduría de la naturaleza acaba por reordenar todo y por sacar de ella todo lo que la pudre y causa daño a los demás.

    El péndulo no tiene memoria y al final todo lo pasado acaba por desaparecer. La maldad no tiene futuro aunque tampoco la bondad, en realidad nada existe, todo es un momento puntual en una memoria que se marchita.

    Tal vez sea demasiado existencialista, pero la vida me ha hecho así.

    Un buen texto Pol.

    Un saludo.

    24/09/18 11:09

  • Mujerdistinguida

    Me pregunto tantas veces quien eres, creo que tal vez estuviste en la última cena, tal vez seas Judas reencarnado, o un ángel que anuncia el final de los días, sea lo que fueras, eres un ángel bondadoso, que convierte su sufrimiento en prosas y nos las regalas para que nuestras conciencias no sean meros vasos vacíos.
    Una genialidad más en tu andadura.
    Te mando un beso y una abrazo.

    25/09/18 08:09

  • Yffunappony-2469

    Somos tú y yo tal vez como el Guadiana que desaparece y al emerger arrastramos toda la cólera del mundo.
    No tengo el placer de conocerte, pero conozco lo que te envenena, es como esas ortigas que me picaban cuando era pequeña, aun todavía recuerdo su morder, su daño y mi dolor, no creo equivocarme diciéndote que también es el tuyo.
    Un saludo Polaris, parece que los hemos estado en otro universo en busca de respuestas, de ti se podría decir también que buscaste preguntas.

    25/09/18 10:09

  • Lau927

    Que gran texto Polaris

    11/10/18 08:10

Más de Polaris