Siempre Tuvimos París.

Publicado por Polaris el 13 de noviembre de 2017.

Siempre tuvimos París.












A Chay:


"Tú hiciste que París fuera maravilloso"













Siempre tuvimos París..






Tu alma estaba allí.

Siempre lo estuvo.

Rebasa mi ser
tu entero gotear
en la sed de mi vida,
en mi existencia
estabas allí, ya antes.

En el hálito que me hacía respirar.
Entre las calles, tu luz ya existía,
París lo sabía, pero nunca lo creyó.

Luz eterna, en la ciudad que se alimenta de ella.

Voló sobre su cielo, entre sus nubes,
y la verdad no se equivoca, todo fue iluminado.

Otras luces, al verla, le dieron la bienvenida,
las luciérnagas a través del río, la acompañaron
con las esencias de todos los que aman;
sentí su beso enamorado
un beso, triunfo de una voluntad,
deriva de todas las almas enamoradas
que la propia ciudad, me imperó a amar en el más dichoso momento.

Afianzo los fanales, conjeturo
y tus ojos fijos en mí, son sortilegios
cuando las caricias son un alfabeto
del afecto abierto, de un deseo cerrado
en mi contacto, te enredas, te adhieres
como musgo, como liquen en el páramo helado
yo te siento, siento, ese tu deseo.

Y es que te agasajo y renazco
en el mar salobre, de mis entrañas
en mi heredad, eres vida
aire que respiro,
beso enamorado desde la baranda
del monumento, torre Effiel
mi eterno sueño.

El susurro perpetuo
que siempre soñé
en la vida angosta, que un incesante segundo:

fundió dos sueños, dos anhelos, dos verdades
en un acto de amor supremo, al amarse nuestros corazones.

Como una estrella de neutrones, tu densidad supera,
aquello que puede ser entendido y entendible,
ella me amó, con la fuerza de todos los amores de la luz,
fue mi alma testigo, mi ser, y París delinquió dándonoslo todo,
allí queda nuestra historia, queda nuestro amor,
vuela libre como paloma de paz, que sólo desea,
que la luz brille en el amor de todos los enamorados.

Tu alma estaba allí, yo sólo vi la luz.





























Lo recomiendan

4 Comentarios

  • Polaris

    A veces la vida se equivoca, pero cuando aciertas la casilla, la suerte se torna vida, y la misma se queda en ti, en ti, en ti para siempre.

    París, la ciudad de la luz,mi hermoso sueño hecho realidad, ella lo hizo posible, ella se llama:

    Chay.


    PD.

    Mi vida nunca volverá a ser igual, sé que la suya, tampoco.

    Esto que acabo de contar, algunos lo llaman amar, yo lo llamo:

    "AMOR".

    Pol.

    13/11/17 02:11

  • Chay

    Gracias por hacerme la mujer más feliz del mundo,y princesa de cuento,todos los días...pero en especial,en París....Te quiero,Pol.

    13/11/17 02:11

  • Polaris

    Gracias amor. Te quiero.

    Pol.

    13/11/17 01:11

  • Remi

    Que bello escribes Pol, bello tu sentimiento y bella tu inspiración.
    Besos.

    13/11/17 11:11

Para comentar debes registrarte ».
Si ya tienes un usuario debes iniciar sesión ».

Mas de Polaris