Triste Soledad

Publicado por Polaris el 27 de noviembre de 2017.

Triste soledad.












Pido perdón, por aquello soy, por el daño que hago.













Triste soledad.






Es infame
estar vacío
te das cuenta tras décadas apócrifas
y al verte en el espejo
descubres que no eres tú
es desatinadamente baldío
cuando esto acaece
y no hay nada tan infame
que:

["un demasiado tarde"]

Presagia: tu escalera al cielo
asumo, desgracia, sin sentido,
mentecato soy, con una sola mano.
escribí:

¡Halagos fáciles, miserables!
que han vaciado mis bolsillos de tu amor!

Estoy incompleto,
sin ti,
soy alma vacía.

Recogí muchas manzanas caídas del árbol,
que eran tentaciones caducas,
como las hojas que caen del árbol en otoño,
se desprenden muertas, y sin sentido,
tal vez, nunca lo tuvierón
y como imberbe,
intente pegar un imposible

Ahora, no sé,
sí hay una Penélope esperando,
sentada en el banco de la estación,
esperando,
aquel amor que se fue por la vía
en ese tren en que voy,
y del que nadie baja,
pero aunque muera,
me lanzaré en tu estación,
solo espero un último beso,
agonizando en la vía,
un beso tuyo, solo tuyo,
para que todo tenga sentido.


























Lo recomiendan

15 Comentarios

  • Polaris

    Perdonar si no contesto, o respondo a poemas, pero me siento vacío, no me siento con fuerzas.

    Pol.

    Te quiero, me siento muy solo...

    27/11/17 08:11

  • Mayoazul

    Amigo, maestro, siempre tu melancolía me transforma, me eleva sobre mi mismo para encontrar un momento de felicidad. Soy egoísta, te pido que escribas, leerte es una necesidad.

    27/11/17 09:11

  • Gaviotaherida

    Cuando te leo no puedo evitar siempre recordar aquel texto que hiciste sobre Nacho Vega, me recuerdas tanto a él. Me da tanto miedo tu melancolía, se parece tanto a la suya, que siento que tu vida acabará como la suya. Es tan hermoso lo que escribes Pol, tú no te das cuenta, es como él, no sabia lo causaba con sus acordes, con sus letras, con sus canciones, tus palabras son un todo o nada sobre el amor. Pol tal vez todos seamos un poco egoístas, yo renuncio a ti, a lo que me haces sentir, con tal de seas, o al menos intentes ser feliz.
    Te pareces tanto a él, cuando murió su mujer, él se murió, a veces te veo en el cielo y a veces en el infierno. Creo que hay algo de ti de Nacho Vega, un hombre triste, que lleno de felicidad los corazones de mucha gente, pero desgraciadamente, no el suyo. Tal vez en eso radique tu genialidad.
    Te admiro Pol, siempre te he admirado.
    Te mando un beso.

    27/11/17 09:11

  • Chay

    Precisamente tú,no mereces que la palabra tristeza forme parte de tu repertorio....tú...no.....tú que haces feliz a tanta gente,que tiendes tu mano sin esperar que nadie te tienda la suya....tú que eres pura sensibilidad a flor de piel,que sufres con los que sufren,que te metes en sus entrañas...tú no...Pol....tu ya has tenido demasiada dosis de" las cosas malas de la vida"... Ahora,te tocan las buenas,y sólo y exclusivamente las buenas.....y no permitiré que eso sea de otra manera......porque te quiero,porque te admiro,porque te amo....y sabes que ya no podría vivir sin tí...Te llevo en lo más profundo de mi alma y de mi corazón,porque te has convertido en parte imprescindible de mi vida.......Infierno,purgatorio y cielo......¿Sabes en cuál de los tres estamos????? Yo sí.........

    28/11/17 12:11

  • Polaris

    Como si fuera una carta de las de antaño, y yo fuera soldado contestando desde Ultramar, diría, que por la presente, en esa hora al recibir tus letras, una brisa fresca inunda mi cara y deja mi talante absorto. Te extraño, pero como en el cuento que nos contaban de pequeño, tus letras me ayudan a encontrar la senda, sigo los guijarros que esparces por el camino y no encuentro la hora de que ese camino me lleve hacia ti.

    Es alborada ya, y le cielo parece teñirse, en la calle hace un frió perturbador y mi sueño solo me conduce a ti, pero estas allende, tanto que miro una vez y otra el mapa, y no se me ocurre porqué le destino ha de ser tan cruel.

    Mañana será otro día, pero no un día más, los restando y los sumandos, me alejaran o acercaran de nuevo a tu aliento. Anhelo tu castillo, anhelo las voces de los querubines, anhelo el frió, la tierra, las montañas, soy como una pequeña Heidi, desde la cárcel de una ciudad que me condena, que solo desea volver libre a las montañas, esas donde mi alma se queda, sitas en una casa que esta en una cuesta, cerca de un rió, que como si fuera una broma macabra es cuerpo de hombre.

    Voy a morir de tanto pensar, la melancolía se adueñado de mi, como en la lección de ayer de mi hijo, la naturaleza de este planeta tiene muchas capas, pero a mi solo me interesa el trozo donde pisan tus zapatos.

    Hace frió en la calle, mucho, hay vaho en los cristales, he dibujado un corazón y una flecha, que tonto verdad. ¿Sabes las iniciales de entrada y de salida de la sagita?. Tienes que saber esa respuesta, es la única verdad de mi vida.

    No quiero decir nada más, si pudiera mirarte, lo diría todo.

    Pol.

    28/11/17 04:11

  • Polaris

    Como si fuera una carta de las de antaño, y yo fuera soldado contestando desde Ultramar, diría, que por la presente, en esa hora al recibir tus letras, una brisa fresca inunda mi cara y deja mi talante absorto. Te extraño, pero como en el cuento que nos contaban de pequeño, tus letras me ayudan a encontrar la senda, sigo los guijarros que esparces por el camino y no encuentro la hora de que ese camino me lleve hacia ti.

    Es alborada ya, y le cielo parece teñirse, en la calle hace un frió perturbador y mi sueño solo me conduce a ti, pero estas allende, tanto que miro una vez y otra el mapa, y no se me ocurre porqué le destino ha de ser tan cruel.

    Mañana será otro día, pero no un día más, los restando y los sumandos, me alejaran o acercaran de nuevo a tu aliento. Anhelo tu castillo, anhelo las voces de los querubines, anhelo el frió, la tierra, las montañas, soy como una pequeña Heidi, desde la cárcel de una ciudad que me condena, que solo desea volver libre a las montañas, esas donde mi alma se queda, sitas en una casa que esta en una cuesta, cerca de un rió, que como si fuera una broma macabra es cuerpo de hombre.

    Voy a morir de tanto pensar, la melancolía se adueñado de mi, como en la lección de ayer de mi hijo, la naturaleza de este planeta tiene muchas capas, pero a mi solo me interesa el trozo donde pisan tus zapatos.

    Hace frió en la calle, mucho, hay vaho en los cristales, he dibujado un corazón y una flecha, que tonto verdad. ¿Sabes las iniciales de entrada y de salida de la sagita?. Tienes que saber esa respuesta, es la única verdad de mi vida.

    No quiero decir nada más, si pudiera mirarte, lo diría todo.

    Pol.

    28/11/17 04:11

  • Mujerdistinguida

    Pol, siempre Pol, nunca me dejas indiferente, creo que equivocaste tu época de nacimiento, tenias que haber nacido en el siglo de las luces, tienes una magia especial.Te mando un abrazo.
    Elisa.

    28/11/17 09:11

  • Wonderland

    Me encanta, muy bonito Pol .

    28/11/17 09:11

  • Rocinanteblanco

    Genial, solo se puede decir eso.

    28/11/17 10:11

  • Regina

    Manífico!!, sin palabras.
    Sea usted feliz Polaris, y aunque la tristeza avive la escritura, no se ponga triste, sea feliz. Un abrazoooo.


    29/11/17 05:11

  • Jarraddavab-8040

    Cuando leía el poema, por un momento sentía como si alguien me acariciara la piel, me parece que tiene un don increíble.
    Davinia.

    30/11/17 03:11

  • Polaris

    Gracias por vuestros comentarios.

    Pol.

    30/11/17 08:11

  • Sabina

    Yo te como,

    "y no hay nada tan infame
    que:

    ["un demasiado tarde"]"

    eso solo se te puede ocurrir a ti, cuando veo a mi hijo con su tabla de surf en el mar, siempre me acuerdo de ti y de tu poema, y cuando te leo es como si yo fuera en esa tabla, me siento como si me deslizará por las olas. Pol eres un poeta y un escritor magnifico y creo que eres aún mejor persona, solo alguien que es buena persona puede escribir estas cosas. Lo de las fotos ya es de otro mundo, me encantaría saber como lo haces, donde las buscas, siempre me pregunto como haces para que encajen en el poema, eres alucinante.
    Sabina.

    04/12/17 09:12

  • Yffunappony-2469

    Si fueses una canción te escucharía todas horas del día.

    "Ahora, no sé,
    sí hay una Penélope esperando,
    sentada en el banco de la estación,
    esperando,"

    He escuchado tantas veces esa canción de Serrat que me parece increíble que alguien la pueda utilizar en un poema sin manosearla, tú no solo lo consigues, lo que haces, es embellecerla.

    Admiro tu escritura Polaris.

    04/12/17 10:12

  • Polaris

    Gracias por vuestros comentarios, gracias, me emocionais, gracias de corazón.

    Pol.

    11/12/17 11:12

Para comentar debes registrarte ».
Si ya tienes un usuario debes iniciar sesión ».

Mas de Polaris