TusTextos.com

Atrapado

Solo escucho la voz arrepentida de mis pensamientos. Solo veo sombras en la penumbra.
Siempre fui mudo pues mi voz no recitó las palabras que habitaban en mi corazón.
Siempre fui ciego pues mi mente distorsionó mi vista para embellecer lo horrible.
En el cuadro jamás pintado, un niño desnudo llora. La canción más bella es silencio.
Atrás mio queda el pasillo de las infinitas habitaciones, ante mi la única puerta.
La cerradura siempre estará cerrada pues no se creó la llave.
El corredor se compacta hasta que no queda nada más que la pregunta de como abrirla
Quiensoyyo23 de enero de 2016
Archivado en:
poesia pensamiento vida

Más de Quiensoyyo