TusTextos.com

Sinrazón Educativa

En el sistema educativo sin duda están errados,
entran diamantes en bruto y salen cristales rayados.

Como un ave en una jaula,
así se siente un niño en un aula.
Mira que encerrarlo entre 4 paredes,
¡qué locos están ustedes!
Mira que ponerle etiqueta,
como si fuese una chaqueta.
Sólo quieren gente sumisa,
que no cuestione su misa.
Reprimir y examinar,
hasta la autoestima minar.
¿Cómo se aplica a tan tierna edad,
una actividad que genera tanta ansiedad?
¿De qué te sirve el saber en la vida,
si luego con el estrés se te olvida?
¿Cuántos problemas mentales tendrán su origen,
en las normas nazis con que las escuelas se rigen?
¿Cuántos niños han decidido con su vida acabar,
porque sus estudios no han conseguido aprobar.
¿Cuántos adultos tenemos pesadillas recurrentes,
por no haber podido hacer a los estudios frente?
Se ha cometido la mayor de las aberraciones:
la de establecer comparaciones.
¡No! a las diferencias de clase,
y menos en clase.
No hay error más inmenso,
que calificar con un suspenso.
Siempre hay gente,
más inteligente,
pero el que hace lo que puede no está obligado a más,
y nunca ha de ser rebajado ante los demás.
Hay que inculcar el espíritu de superación,
pero sin infundir desesperación.
Para educar a un niño,
hay que tratarlo con cariño.
Hay que prepararlo para afrontar la adversidad,
teniendo mucho cuidando de que no pierda su innata curiosidad,
Al niño sólo hay que examinarle de ética y de su vocación,
lo contrario es una obtusa equivocación.
Si en una etapa no le gusta la Historia,
¿por qué ha de estudiarla sin escapatoria?
¿No tienen nada mejor que hacer,
que hacérsela aborrecer?
Si a él lo que le gusta es la Ciencia,
¿por qué se le amarga la existencia?
Si así pone más empeño,
pues que se especialice desde pequeño.
¿Acaso no se puede mantener ágil la mente,
evaluándose de unas pocas asignaturas solamente?
Aunque a una caída segura vayas a abocarte,
nadie te puede quitar el derecho a equivocarte.
Para ser dueño de tu destino,
has de elegir tu propio camino.
Lo que se impone a la fuerza,
lo normal es que se tuerza.
La letra con sangre entra,
pero luego no se encuentra.
Que las lecciones,
no sean tostones.
Que en la fase elemental,
sean estilo documental.
Que sean más amenas,
sin tanto exámenes.
Sin tantos deberes,
que roban a la niñez sus placeres.
Sin tanta morralla en la asignaturas,
sólo para provocar agobios y calenturas.
¿Para qué le sirve a la mayoría de los psicólogos la estadística?
si no es para perderla cuanto antes de vista.
Es que es algo que realmente no puedo entender,
¿acaso son números los pacientes que van a atender?
En agobiar no se tiene reparo,
con tal que los profesores no se vayan al paro.
¿A los profesores de todas las asignaturas queréis darle trabajo a todos?
Pues bajar la ratio de alumnos en vez de que estos inquen tanto los codos.
Si Finlandia puede, triunfa y es todo un ejemplo,
ella prueba que mi verdad es como un templo.
Que se salga más al aire libre,
para que nadie se desequilibre.
Hay más de uno encerrado en casa,
seguro que por esta causa.
Que nuestra mejor etapa,
no nos la amargue ni el papa.
...
Yo no soy como esos adultos que olvidan que una vez fueron niños,
yo no olvido aquella frustrante etapa y lo mal que lo pasé,
por tomarme los estudios demasiado en serio.
Rafaeldealcoy29 de julio de 2020
Archivado en:
educacion colegio

Más de Rafaeldealcoy