TusTextos.com

Y El Perrito Siempre Cerca

Cuando regresó del trabajo, ella ya no estaba.
Le dejó toda la casa y todas sus cosas para que la recuerde. Y el perrito contempló su tristeza.
Desde ese momento, no importa donde mirara, en todo estaba ella. Y el perrito siempre cerca, esperando que lo acaricie.
Noches duras, rincones duros, recuerdos duros, soledades que rasgan dentro pero sin dejar caer en su cuerpo ni una pizca de debilidad, no se lo merecía.
Hasta que un día no lo aguantó más y aprovechó la tormenta con todos sus ruidos para salir a gritar en medio del patio cada una de sus penas. Y llorar tanto como la lluvia pudiera camuflarlo.
Pero nadie lagrimeó su historia, tal vez sentir algo de lástima. Salvo, el momento en que el muchacho tras maldecir su suerte, gira, la cámara también y nos deja un plano del perrito, también en la lluvia mirándolo en silencio, quieto, aguantando el momento y las heridas. En ese momento si escuché a más de uno gemir. Se me dio por pispear la sala, y sin exagerar, todos llorando o por lo menos, con los ojos brillosos y húmedos viendo como los protagonistas se fundían en un abrazo.
El público a veces es raro, como las historias, como la empatía, como las reacciones, como los sueños.

ram
Ram08427 de noviembre de 2019

1 Comentarios

  • Clopezn

    Buen texto. Un animal especial despierta sin duda mas ternura y emoción que una persona como tantas. Tenemos todos demasiadas penas en este mundo, como para considerar que la del otro genera una compasión que no genera la mía. La tragedia ha de ser muy grande.
    Un saludo cordial.

    29/11/19 07:11

Más de Ram084