Nunca es Tarde para Rectificar

Publicado por Raul_amon el 14 de septiembre de 2017.
Habían recorrido cerca de 100km hasta que llegaron a un lugar boscoso y solitario. No había nadie cerca. Ni una sola persona que pudiera evitar lo que estaban apunto de hacer. El viento, que llenaba el sendero de hojas según avanzaban, era el único con intención de impedir aquello. Caminaron varios minutos hasta alejarse lo suficiente de la carretera donde habían dejado el coche. Su hija la dejaron a cargo de la abuela con el pretexto de que no se enterara de nada. Llegaron a un pequeño río y, tras cruzarlo a través de un árbol que lo atravesaba, decidieron que ese era el lugar.
- Creo que este es el mejor sitio. Aquí tiene agua y hay una pequeña madriguera donde refugiarse.
- ¿Estás seguro de lo que vamos a hacer?
- Sabes que no podemos mantenerlo y a María se le pasará el disgusto, está creciendo, le preocupan otras cosas.
Soltaron a su perro y, en un descuido de éste, volvieron al otro lado y empujaron el tronco para que no pudiera seguirlos.
Regresaron al coche sin mediar palabra en todo el trayecto. Ninguno quería pensar ni un sólo momento en lo que acababan de hacer. Se metieron en el vehículo y comenzaron su vuelta a casa. Llevaban varios minutos conduciendo cuando los dos se miraron y, ella, que era quien dirigía el vehículo, frenó bruscamente y dio media vuelta. Llegaron al mismo lugar donde habían aparcando antes y él marchó corriendo al área donde habían dejado a su pequeña mascota. Seguía allí, mirando hacía todos los lados, intentando entender qué hacía en aquel sitio, por qué esas personas que lo habían cuidado durante tanto tiempo no estaban con él. El hombre llegó y, sin pensárselo dos veces, cruzó a pie el río sin importarle que pudiera empaparse. Cogió a su perro entre sus brazos y lo llevó de vuelta al coche. Los tres regresaron a casa sin que el pequeño animal les tuviera en cuenta aquello que habían intentado hacer.

Lo recomiendan

2 Comentarios

  • Oliviaferrer

    Si todos los que abandonan a sus mascotas hiciesen eso, por lo menos habría un aspecto de este injusto mundo que se solucionaría. A veces la gente no sabe hacerse cargo de un animal y prefiere deshacerse de él por el camino rápido, aunque los convierta en seres despreciables.

    15/09/17 07:09

  • Raul_amon

    Lo suyo sería que ni se les pasara por la cabeza hacerlo pero bueno, como tú dices, hay personas a las que no les importa aunque se conviertan en unos seres despreciables.

    15/09/17 07:09

Para comentar debes registrarte ».
Si ya tienes un usuario debes iniciar sesión ».

Mas de Raul_amon