Jamás Nos Engañó

El oráculo de las antípodas
Nos pronosticó alborozo

Otras víctimas del estólido síndrome
De una dromomanía categorizada

Occiso en dirección al sol
Como lústrico al impostor aurivoro

Irónico y tartáreo
El penigero Febo
De rubescente coloreó

El célico, nubifero
Se hizo ignivomo.

Tras esto, el pierio ciprés
Fumífero.

El rumor undivago corrió
De una egresión sáxea,
Astrífera.

Publicado por Reid el 07 de diciembre de 2017.

Mas de Reid

Etiquetas:

amor desamor dolor sentimiento poesia hombre mujer flores rosal luz sombras melancolia llorar nada hierva verde epitafio blanco melancolia llanto promesas vacia decadencia ojos invierno paraiso momentos amistad traicion enemistad firmamento estrellas simb

Lo recomiendan

2 Comentarios

  • Polaris

    He dudado en comentar y recomendar este poema, no crean que eres otro clon mío, utilizas palabras poco comunes, que suele ser mi sello, me he identificado mucho contigo, creo que la lengua castellana se está perdiendo, y es una pena que un lenguaje tan rico en palabras, se reduzca de tal manera como lo estamos haciendo.
    El poema me ha encanto ya solo al leerlo, creo que tiene vida propia un sentimiento poderoso, pero la exclusividad de algunas palabras, me han entusiasmado.
    Te mando un saludo.

    Pol

    13/12/17 10:12

  • Reid

    Muchísimas gracias Pol. Admiro mucho tu forma de escribir, tanto en contenido como en contenedor, es muy alentador, gracias de nuevo

    14/12/17 09:12

Para comentar debes registrarte »
Si ya tienes un usuario debes iniciar sesión »