Para Ti

Publicado por Reid el 10 de enero de 2017.
Supongo que no te esperas que te esté escribiendo ahora mismo, realmente no estoy segura de si debería estar haciéndolo, pero me imagino como te sientes y no puedo evitar recordar como me sentí yo en una época de mi vida. No hay un truco mágico que haga que deje de doler, y pasado el shock inicial lo más probable es que lo único que quieras hacer es llorar, encerrarte en tu cuarto y que el tiempo pase sin ti, pero no se puede, por desgracia no se puede. Verle la cara todos los días seguro que será horrible, que la misma persona que hacía feliz sea la que te rompa poco a poco es desgarrador, lo peor para mi siempre han sido las miradas vacías, verme a los ojos con una persona a la que realmente quise y no encontrar nada en ellos, me he sentido infinitamente estúpida por buscar miles de veces alguna emoción diferente en el mismo lugar, cualquier cosa me habría servido para sentirme mejor; dolor, tristeza, rabia, angustia, melancolía... lo que fuera, pero te mentiría si te dijese que encontré algo. Donde antes estaba uno de los pocos motivos que tenía para ser feliz (o más bien que yo pensaba que tenía, luego descubrí que había millones) estaba mi mayor lastre, sentía que cada vez me ahogaba más y no podía soltarlo, era como si fuese una parte de mi. Creo que ese fue mi mayor error, atarme a las emociones del pasado, no dejar de recordar una y otra vez lo que vivimos, las cosas que le hacían tan especial y hechos tan absurdas como la forma tan peculiar que teníamos de saludarnos, te aconsejaría que tratases de evitar eso, pero nunca he visto a nadie que consiguiera hacerlo, aún así, intentarlo nunca está de más. Lo más probable es que pases por varias fases, sentimiento de indiferencia, aquí sentirás que te da todo más o menos igual, sucedida por rabia, todo lo que diga o haga te resultará horrible, ridículo, molesto, e incluso patético. La peor parte para mi viene luego, la tristeza, era un sentimiento que me consumía, y con ella vinieron la culpa, la desesperación, la ansiedad, la melancolía y la impotencia. No hay nada que recuerde con más desamparo que ver a los ojos de aquella persona por la que en su día habría vendido a cualquiera, o a casi cualquiera, y sentir que nada había pasado, empecé a cuestionarme mis recuerdos, la forma en la que lo viví incluso si nuestra relación fue real, me sentía la única que parecía recordarlo, y no podía dormir, ni comer, ni reír, por que odiaba sentir que era yo, me odiaba a mi misma, por sentirme como me sentía, por la cantidad de errores que cometí, por todo. Ya no, el tiempo pasa, y al contrario de lo que suele decir la gente, no cura, y nunca lo ha hecho, no te sana el tiempo, lo haces tu mismo, y con mucho trabajo. Cuesta, quizás es lo más complicado que he hecho jamás, pero gracias a ese dolor soy hoy una mejor versión de mi misma, he aprendido a aceptar cosas de mi que antes no podía y a quererme un poquito más tal y como soy, con mis defectos y virtudes a sabiendas de todo lo que eso conlleva. Otro consejo que me gustaría darte es que no tratases de sustituirle por nadie, cada persona es única y por lo tanto, irreemplazable, he tratado de buscar en mucha gente lo que le hacía especial a el, y como consecuencia he acabado por hacerme daño a mi y a los que me rodeaban, las comparaciones son odiosas, tratar de buscar a una persona en otra aún más. Y creo que lo último y más importante que aprendí de todo esto fue a dejar de esperar a que las cosas vinieran a mi, el tiempo pasa muy despacio cuando estas esperando, y yo no quiero vivir a cámara lenta, la tierra no paró mientras yo estaba escondida llorando, y yo ya no pretendo que lo haga, he aprendido a disfrutar del valor de las personas que me rodean, y a maravillarme con mi propia compañía, ahora se ser feliz, era cuestión de intentarlo con ganas y de tener fe en uno mismo.

Lo recomiendan

2 Comentarios

  • Adivinacion

    "y a maravillarme con mi propia compañía, ahora se ser feliz, era cuestión de intentarlo con ganas y de tener fe en uno mismo."

    Me ha hecho valorar mi propia situación.Sólo puedo darte las gracias por darme la oportunidad de leer tus palabras.
    De corazón,te agradezco este texto,lo necesitaba.



    Adivinación.

    11/01/17 08:01

  • Reid

    Muchas gracias por tus palabras Adivinación, me alegra ver que alguien me lee y siente algo tras hacerlo. Es realmente reconfortante saber que no soy la única que se ha sentido así.

    Reid.

    14/01/17 10:01

Para comentar debes registrarte ».
Si ya tienes un usuario debes iniciar sesión ».

Mas de Reid