Percusión

No lo pienses demasiado
Adormece la respiración
Que se agita
Al son del pensar.

Calma la incertidumbre
Que solo los colores
O la ausencia de ellos
Me puede crear

Dame un motivo para creer
En que no necesito una mascarilla de oxigeno
Para respirar
¶ respirar

Campos Elíseos
De hojas de canto

Aquí es el hombre de hojalata
El que espanta el llanto
O lo hace brotar.

Ven ,
O átate a mí
Y se el lastre que me ahoga
No me hagas bracear sin rumbo
En medio del atlántico

Toda la armada
Desfilando por mi caja torácica
En una marcha fúnebre.

Los percusionistas dicen adiós.

Nadie llora,
Es el precio de la guerra
Una que nunca quise comenzar.

Descansaré en paz
Todo lo que tu conciencia me permita.

13 / febrero / 2018

Etiquetas:

Lo recomiendan

3 Comentarios

  • Voltereta

    Me encanta la forma de navegar de tus versos, del amor al desamor y un hilo de pasión balanceándose a la deriva de un mar tranquilo, al que se aproxima una tormenta de sentimientos aún por desatar.

    Manejas las palabras de una manera, que consiguen embaucarme desde el principio, para acabar siendo siempre, reo de tus versos.

    Un saludo.

    13/02/18 08:02

  • Reid

    Muchas gracias Voltereta, como ya parece ser habitual, has clavado la esencia del poema. Me siento muy honrada por tus palabras, mi más sincero agradecimiento

    Reid.

    18/02/18 12:02

  • Reid

    Muchas gracias Voltereta, como ya parece ser habitual, has clavado la esencia del poema. Me siento muy honrada por tus palabras, mi más sincero agradecimiento

    Reid.

    18/02/18 12:02

Mas de Reid