Una última Promesa

Eternamente rota
La (ll)amada del silencio

El mundo onírico
Fluctuaba entre los laberintos
De una conciencia oxidada

Un paraíso de invierno
Se tambaleaba
En mi templo de cuestiones

Nos separaba el vacío más inexpugnable
El de dos pares de ojos que se miran a diario
Pero no sé observan de nuevo

El tiempo no mata
Ni las pasiones ni el deseo
Al amor lo mata aquello que fuimos
Pero que ya no seremos

Como buena historia en decadencia
Concluye con un verso a medias
Como los besos o los te quiero
Yo también te haré una promesa vacía
Te escribiré de nuevo

Etiquetas:

Lo recomiendan

2 Comentarios

  • Raul_amon

    Muy bueno Reid, me encanta.
    Un saludo!

    22/10/17 11:10

  • Reid

    @Raul_Amon ¡Muchísimas gracias!

    23/10/17 11:10

Más de Reid