Caprichoso Destino

En un lunes cualquiera, un plan improvisado me lleva a encontrar un escrito, un corazón dolorido desahoga su añoranza. Un hijo escribe a su padre fallecido una carta y la lanza de lo más alto de la montaña situada en la orilla del mar. Ese lunes cualquiera, la casualidad o el caprichoso destino puso en mis manos esta historia, la escribo basada en esa carta.

"Hola papá:
Siempre me decías que las aguas de este bello lugar de la costa mediterránea, eran mágicas porque cambiaban de color según el momento del día, yo me quedaba horas y horas, cuando era niño, embobado viéndolas. Me asusta la idea de volver a verlas y no mirarlas con la misma ilusión que cuando tenía diez años, que no estés para explicarme para que sirve cada una de las cosas que ha construido el hombre, o repetirme que ni el mejor ingeniero de caminos ha conseguido aún, romper la regla de que "Todo lo que se le quita al mar, éste lo recupera por otro lado."

Vuelvo aquí después de tanto tiempo, vuelvo para expiar mis culpas.
La brisa marina me acaricia cariñosamente los cabellos, finjo ser un niño por breves instantes que no teme a nada porque estás a mi lado. Percibo todas las sensaciones de paz y sosiego que se hacen palpables en este mágico paraje, te siento aquí donde compartimos tantos momentos, que por un tiempo se volvieron dolorosos, te siento en mí.
Viene a mi memoria el recuerdo de un hecho que me impacto profundamente, una persona esparció desde lo alto de esta montaña las cenizas de su hermana. Este sitio es sagrado lo supe desde entonces.

Quiero recuperar la ilusión perdida el día que tú te fuiste para siempre, el día que se silenció tu aliento, y yo te despedí con un beso y una promesa.
Frente a este mar que amabas te pido perdón papá por incumplir esa promesa.
La crueldad de la enfermedad te arrancó de este mundo, sin darme tiempo asimilarlo, vivir el día a día contigo y ver como el cáncer hacía estragos en ti fue algo muy duro para todos, a mi me lleno de una furia y una ira contenida. Mi alegría se fue contigo y vivir se había convertido en algo indiferente para mí. Una parte importante de mí murió contigo y me olvide de vivir por un tiempo.
Todas tus enseñanzas, tu ejemplo como mi guía, tu apoyo en mis proyectos, todo lo ignoré ahogado en mi pena, sintiéndome una victima. Mi amor propio se esfumó como se evapora el agua a cien grados de calor, en mi caso de furia. Todo lo que salía de mí era dolor y odio hacia el mundo, el victimismo era ahora mi brújula.
Me alejé de todo lo que me recordaba a ti para no sentir tu ausencia, me convertí en una persona mediocre y gris, falto de sentimientos válidos para dar a quien más me quería.

Ella me dejó un día, dos meses después de tu muerte, cansada de aguantar mis culpas hacía todo a mi alrededor, incapaz de vivir a mi lado una vida de sufrimiento carente de esperanzas, de anhelos. Vivir a través de ella me hacía distanciarme de la realidad, y no notaba tu ausencia. Al no notar la fatiga de tener que remar en las turbulentas aguas de la vida no notaba que tú no estabas. Tú me enseñaste a navegar, me diste las suficientes herramientas a través de tus valores, para saber guiarme por el mar de noche por las estrellas. He estado ciego, había dejado el timón de mi vida en manos de otros.
Ella me dejó y en ese momento fui consciente de lo solo que estaba, solo con mi resquebrajado espíritu.

Miro al horizonte y respiro una calma envolvente, mi mente y mi espíritu empiezan a sanar. He aprendido la lección de como gestionar mi dolor, apoyándome en mis seres queridos y dándoles apoyo, porque ellos también te han perdido.
No te preocupes papá he vuelto a ordenar de nuevo mi vida y he empezado a cumplir la promesa que te hice, que haría que te sintieras orgulloso de mí.
Te extraño tanto que pensarte me alivia el alma, siento una inmensa añoranza al recordarte, te añoro sin sufrimiento.

Hoy termino esta carta que he escrito ochenta y dos días después de tu ida, y te la leo aquí en la cima de esta montaña, frente a este mar testigo de nuestras vivencias compartidas por siempre recordadas.
Te quiero mucho papá, te echaré tanto de menos que no notaré tu ausencia.
Hasta siempre, eternamente en mi pensamiento."

El protagonista de esta historia es un muchacho valiente con inquietudes, su sonrisa me llegó al corazón. Tuve el placer de compartir con él una agradable conversación frente a un capuchino. La carta volvió a sus manos gracias a que la firmó con una inicial y un apellido, y en las redes sociales lo encontré.
Gracias por tu generosidad C.

13 / mayo / 2018

Etiquetas:

Lo recomiendan

28 Comentarios

  • Juanele_03

    Espectacular como escribes, lo recomiendo de corazón

    13/05/18 10:05

  • Voltereta

    Son bonitas las historias, cuando involucran corazones que se sienten próximos. Es preciosa la vida cuando nos atrapa en sus entrañas y nos convierte en protagonistas de aventuras entrañables.

    Un saludo.

    13/05/18 11:05

  • Luia

    Entrañable historia, Remi. Gracias.

    Lu

    13/05/18 11:05

  • Lasombra

    Hola Remi, felicidades por el bonito trabajo que has conseguido.
    Se el tiempo y el esfuerzo que le has dedicado pero también la ilusión y el cariño con el que has escrito el texto.
    Envidio no haber conpartido ese cafe con vosotros, seguro fue muy interesante escucharle
    Un gran abarzo para ti

    14/05/18 07:05

  • Remi

    Muchas gracias Juanele, un abrazo grande.

    14/05/18 08:05

  • Remi

    En la vida suceden cosas extraordinarias cuando nos atrevemos o nos lanzamos hacer cosas diferentes, no habituales.
    Escribir se ha convertido en toda una aventura para mi, que me da grandes satisfacciones.
    Un saludo Voltereta.

    14/05/18 08:05

  • Remi

    Gracias a ti Lu por comentar, ha sido muy emocionante desde el principio.
    Besos.

    14/05/18 08:05

  • Remi

    Muchas gracias Lasombra, mi afán y mis ganas por escribir esta historia me llevaron a conocer a este chico. Casi un mes esperé su respuesta, con un cumulo de emociones dentro de mi. Le estoy inmensamente agradecida por su cercanía y por ser tan generoso en sus respuestas, a pesar de que todo estaba muy reciente.
    Un beso y un abrazo de vuelta.

    14/05/18 08:05

  • Diegozami

    Remi, ademas de escribir muy bien, la historia es muy bella y has logrado trasladarnos a la montaña, pero mas cerca aún, nos llevaste lo mas cerca que pudiste, de dos almas encantadoras.

    Como dijo Gabriel Garcia Marquez, "Si los libros no salen de las tripas es mejor no escribirlos"...recuerdas esta frase?

    Enhorabuena!!!!!!...un saludo siempre gentil.

    14/05/18 03:05

  • Iringo

    Muy hermoso,lleno de corazón,muy sentido.
    Me alegra ver este relato por aquí.

    Un verdadero abrazo

    14/05/18 06:05

  • Charlie37

    Solo leyendo las líneas me sentía en la montaña, y la brisa, en forma de palabra, podia sentirla en mi rostro, hermoso Remi.

    14/05/18 06:05

  • Remi

    Muchas gracias Iringo, así lo debía escribir, con un final para recordar.
    Un cariñoso abrazo.

    14/05/18 06:05

  • Remi

    Charlie, ¡cuanto tiempo sin leerte!, espero pronto una poesía tuya.
    Gracias por decirme, es un gran halago lo que me dices.
    Besos...

    14/05/18 07:05

  • Remi

    Muchísimas gracias Diego, esa frase la recordaré siempre, es mi referente.
    Un abrazo grande.

    14/05/18 07:05

  • Clopezn

    Muy sentido relato, que te hace empatizar con el muchacho. Un saludo cordial

    14/05/18 08:05

  • Remi

    Muchas gracias Clopezn, un abrazo.

    15/05/18 05:05

  • Ac

    Gracias por las palabras tan bonitas que me dedicas

    16/05/18 03:05

  • Remi

    Gracias a ti, eres un encanto.
    Un cariñoso abrazo.

    16/05/18 04:05

  • Menisto

    A pesar de que nunca he vivido la muerte de alguien cercano, tu texto me dio una idea de lo duro que es.

    17/05/18 06:05

  • Beatrix

    Me encanto tu texto y la forma en que lo transmites. Un abrazo

    17/05/18 07:05

  • Remi

    Yo tampoco lo he vivido Menisto, pero puedo imaginar el vacío que te deja, y que a veces es muy difícil de superar.
    Muchísimas por comentar, un abrazo.

    19/05/18 08:05

  • Remi

    Muchas gracias Beatrix, un abrazo.

    19/05/18 08:05

  • Diesel

    Emociona y conmociona leer este texto tan profundo, tan sentido, tan lleno de sentimientos. Perfecto. Un abrazo sincero.

    20/05/18 10:05

  • Remi

    Diesel muchas gracias, intentar conectar con el protagonista, empatizar con sus emociones era mi intención.
    Un cariñoso abrazo.

    20/05/18 11:05

  • Albasilencio

    el enemigo más peligroso de nuestra conciencia somos nosotros mismos. afortunado el que recuerda sin remordimientos. felicidades por saber comprender.

    28/05/18 06:05

  • Remi

    Gracias Alba, te agradezco tu comentario. En ocasiones el dolor es tan profundo que nos lleva un tiempo comprender que no nos debe cegar.
    Un abrazo.

    29/05/18 08:05

  • Idytwy333

    Pocas palabras tengo después de leer esto. Es precioso

    22/06/18 01:06

  • Remi

    Gracias Idy, un beso.

    23/06/18 08:06

Mas de Remi