TusTextos.com

Sólo Somos Vividores

Sé que lo sientes, mi inseparable compañera...

¿Recuerdas la primera vez que te vi? Todos pensaban que ya no vivirías más, incluso tú aceptaste la solución de un fatídico final. Pobres amigos ciegos, no sabían ver más allá, porque... "¿Qué es una yegua con una pata rota?" decían...

Pero yo te vi, y me negué a aceptar la naturaleza de una realidad que a veces quiere parecer cruel. A pesar de que estabas abatida porque aquellos a quienes considerabas amigos te habían abandonado, sentí tu fuerza, era el deseo de alguien que desea vivir por encima de todo.

No, tus días no podían terminar allí.

Y estaba en lo cierto, volviste a caminar, y a galopar como el pura sangre que define tu hálito vital. Sabía que eras fuerte, siempre lo supe. En esta vida nada se tiene que dar por perdido, incluso al estar en las puertas de la muerte, la esperanza sigue siendo una huella perenne.

No sólo conseguiste salir adelante, sino que forjaste en mí el lazo de una amistad, de un querer. Nos convertimos en caminantes de sueños, en protagonistas de una vida errante. Y la vida del nómada conlleva riesgos, y a veces accidentes.

No te preocupes, no me he hecho daño. Es agradable saber que cuando me ocurre algo, te acercas a mí, preocupada, y yo siempre te digo lo mismo: "No es nada".

Sé que lo sientes, mi inseparable amiga... Tú y yo, juntos para siempre.

Ruru02 de octubre de 2008
Archivado en:
cuento amor felicidad

3 Comentarios

  • Voltereta

    Muy bello texto encierra en si mismo, un hondo sentido de amistad, cari?o y devoci?n, una entrega sin pedir nada a cambio.

    Me toc? el coraz?n.

    Un saludo.

    02/10/08 08:10

  • Mejorana

    Escribes con gran profundidad.

    03/10/08 10:10

  • Carvajal

    Me alegra mucho que sientas eso por un animal.Yo escrib? lealtad y mas o menos habla de lo mismo,quiz?s un poco m?s en general.Un saludo.

    14/10/08 08:10

Más de Ruru