Aquel Verano de 1990. Bach  Brandeburgo 2 Fa Mayor. Allegro

Publicado por Satigario el 12 de octubre de 2017.


Aquél fue un verano loco, muchas decisiones, erróneas y acertadas, en todo caso precipitadas para una persona dependiente de la heroína.

Recuerdo los monos que pasé en casa, todavía viviendo con mi ex-esposa e hija. Cuantas noches sin dormir, sudores, temblores, mi olor corporal, la ansiedad casi extrema que duraba días y no remitía, recuerdo el temor que me causaba el oír el sonido de las campanas de la Iglesia, todo sabía a muerte.

No sabía si iba a escribir ésto, pero ya que estoy desnudando mi alma, no veo la razón por la que no hacerlo. Desde que vino al mundo mi hija me sentí totalmente realizado con esa pequeñaja tan simpática y lista que me adoraba, al igual que yo a ella.

Posteriormente a su nacimiento fue cuando probé la heroína y caí en ese oscuro pozo del que creí no iba a salir nunca. Recuerdo que cuando estaba bien, dedicaba todo mi tiempo a mi niña, en casa, jugando, en el parque&, éramos felices en casa y en cualquier sitio. Pero también recuerdo que tras engancharme, cuando iba de mono, cómo la niña me miraba tristemente preguntándose qué me pasaba.

Y fue triste porque me enganché rápidamente, ya mayor, casi con 29 años. Anteriormente ya había probado esa droga, pero no me interesaba mucho, pero un día la encontré y al tomarla sentí una paz, tranquilidad y felicidad como hacía mucho tiempo no sentía. Y no supe controlarlo, caí de cabeza.

Pasé muchos monos pensando que saldría y que podría llevar una vida feliz ¿porqué no?, no me hacía falta nada. Probablemente con mi ex teníamos algún que otro problema, pero sin duda que eran debidos a mi adicción, y que si conseguía eliminarla, todo se arreglaría. Pero no fue así, tras cada mono, a los pocos días, volvía a buscar una dosis solo para calmarme pensando que luego ya no volvería. Pero sí, tras esa dosis, vino otra y otra, total que volvía a caer hasta que pensaba poner final de nuevo, pasaba otro mono, y vuelta a comenzar, era una espiral contínua que se repetía una y otra vez.

Tomé una decisión: compré (creo recordar que fue así) dos gramos de heroina y un gramo de cocaina, rellené seis jeringuillas en el salón de casa, estaba solo (que locura no pensar en las consecuencias hacia otras personas), y me fuí inyectando esos mortales líquidos uno tras otro dentro de las venas.

Me encontró mi ex, no sé si tirado en el sofá o en el suelo, me reanimó y me metió en la ducha, me miré el brazo donde me había inyectado lo mencionado anteriormente y estaba inflamado, tenía sangre seca. Lo que puedo deducir es que perdería cierto conocimiento y no conseguí meter todo el líquido dentro de la vena, sino que lo habría hecho fuera, aún así, esa cantidad pudo servir para que ya no hubiese habido nada después de aquello.

Entre todo ésto, la siguiente decisión fue que rompiésemos el matrimonio (probablemente esté obsesionado con romper con lo antiguo cada vez que quiero dar un paso adelante  lapsus-), pero ahora dudo sobre el orden, ya que tras la ruptura matrimonial, mi ex me acogió en el domicilio durante un tiempo por diversas desavenencias con mis padres que eran con quienes fuí a vivir. Y no recuerdo bien qué fue lo que ocurrió primero.

Tengo recuerdos bastantes desgarradores sobre la separación con mi hija (no entendía por qué me iba), pero conseguí pasar el mono y estar varios meses sin tocar la heroina. Pero ese verano trajo muchas más consecuencias que ahora no relataré, se merecen mención aparte.

Ese verano escuché mucho a Bach, Chopin, Vivaldi, Liszt, Pachelbel, Albinoni, algo de Ópera, me grababa cintas de cassete eligiendo yo el orden. Teniendo como preferente el Allegro del nº 2 en Fa Mayor, lo consideraba alegre pero hay un trozo en el que percibía cierta tragedia, el contraste lo consideraba sublime, aunque hoy le veo menos tragedia a ese fragmento, incluso puedo verlo como continuidad de la alegría de los sonidos, y sigue siendo, probablemente mi favorito.

Lo recomiendan

2 Comentarios

  • Antoniof.lee

    Me pongo firme y te saludo, Sagitario,valentia para salir de

    toda esa basura,y valentia para contarlo....


    Saludos cordiales....

    12/10/17 03:10

  • Satigario

    Gracias amigo

    15/10/17 12:10

Para comentar debes registrarte ».
Si ya tienes un usuario debes iniciar sesión ».

Mas de Satigario