TusTextos.com

Ella.

Ella es una chica normal, ella se entiende, medio rebuscadamente, pero se entiende. Ella sabe perfectamente lo que quiere y a lo que no le da importancia, Cuando una mujer piensa no la interrumpas, porque ella estará atando cabos sueltos, deduciendo hipótesis y respondiendo dudas, sobre todo, antes de dormir y cuando se da un baño. Ella tiene una vida normal, con una familia normal, unos estudios normales, algunos problemas que no son tan normales, amigos normales… y que amigos… Ellas se conocieron en verano, bueno se podría decir que las unió el baile. Se hicieron casi intimas en muy poco tiempo. Se querían, se apoyaban i querían lo mejor para ambas. A ella le enseñaron a sonreír a los problemas i a dar lo mejor de sí misma, la verdad es que les agradece mucho lo que han hecho por ella.
Ella como pocas le gustaba el amor y como muchas le gustaba él, pero sin llegar al punto de obsesionarse. Ella les confió su pequeño secreto a sus amigas y ellas la apoyaron o sin ir más lejos les pareció medianamente bien. Ella se ha caído y se ha levantado muchas veces, pero no como la ultima vez, que por no ser un poco espabilada, la han pasado por encima. Ella ya sospechaba desde hace mucho tiempo, pero nunca se lo creía o no se lo quería creer, que por no querer ver la realidad la caída ha sido más dura. Nunca iba a creerse que le hicieran eso, nunca creía que una de ellas la pasaría por encima y se iría con él. Con la de veces que le habían contado historias de ese tipo, ¿Quién iba a pensar que ahora la protagonista de esas historias seria ella? Ella tenía las cosas claras, Él no se interpondría entre Ellas, hasta que hace poco, se dio cuenta de que por ser tan tonta, y por mirar más por los otros que no por ella misma, la volvieron a dejar por los suelos. Aquí cambiaron las cosas, Ella intento hacerse la fuerte, Ella intento sonreírle al mundo, aunque por dentro estaba destrozada. Ella ODIAVA verlos juntos, le quemaba por dentro, pero lo que odiaba más es que ellos no lo disimulaban nada. Ella notaba que se querían, es más, ella quería lo mejor para ellos, pero… ¿A quien iba a engañar? Ella lo hubiera dado todo por estar en su lugar, por no haber dejado un millón de lágrimas en la almohada o en la ducha, o incluso con Ellas. Puede que de aquí un tiempo no le importe que estén juntos, pero ahora por ahora le jodia mucho. Ella, por tener ese estúpido carácter, complico mucho más las cosas, no se hablaban, ni se miraban, puede que hasta se odiaban. Ella, que al principio tenía tan claras las cosas, ahora no sabía qué hacer, como actuar, que hacer… No sabía si dar la cara o si esconderse, no sabía si hablar con ella, o darlo todo por perdido. A ella le dieron muchos consejos a lo largo de su pequeña historia, no los siguió, y si lo hizo, lo hizo a su manera. Decido hablar con ella, ignorando a él. Pero por mucho que hablaran, ella no sabía aun la opinión de la otra. En cuanto a Él, no lo podía mirar a la cara, lo evitaba, se enrabiaba… hasta que por primera vez siguió un consejo y pudo aclarar, o si más no, mejorar un poco las cosas.
Desde ese punto, ella decidió tirar ara delante y no entrometerse más por el medio, que demasiado daño había hecho por cosas que se podrían haber ahorrado, pero… ¿quién es el valiente que lucha contra el corazón?
Ella decidió que ellos tenían que ser felices, juntos o separados.
Así se quedaron las cosas, ella ahora quiere ser feliz, quiere empezar una nueva etapa de su vida, quiere que nadie mas la impida sonreír, ella quiere ser única y especial, la comprendan o no, a ella nunca le importará, porque una mujer siempre será como ella quiera ser.
02 de julio de 2011

1 Comentarios

  • Albasilencio

    magnifico escrito, un retrato0 de muchas mujeres que viven para los otros, hasta que se dan cuenta de que no vale la pena. muy bueno. saludo de alba.s.

    03/07/11 01:07

Más de Semevaalapinzaa