¿y Ahora Qué?

Todavía un año después sigo con una lucha constante contra mis peores temores. Todavía un año después sigo creyendo que no podré, que no saldré. Todavía un año después sigo encerrada en aquella habitación, mi cuerpo ha cambiado, mi mente no.
Los días se suceden uno tras otro, sin cambiar.
Desde hace más de un año vivo en un día eterno, nunca se hace de noche, nunca se hace de día; nunca duermo, nunca despierto; nunca río, nunca lloro.
Nunca vivo...apenas vivo.

26 / febrero / 2014

Etiquetas:

Para comentar debes registrarte »
Si eres miembro inicia sesión »

Mas de Shelly