La Irreverencia Cuántica de un Pastor Astral Cómico

Muchas cosas se están perdiendo en la vastedad del universo, muchas de esas cosas son nuestras, muchas nos las roba el cosmos, otras se las han de llevar los magos que no somos capaces de ver, esos que a veces se convierten en osos, los que siempre te proponen intercambios inconvenientes, la magia por tu alma, la irreverencia cuántica de un pastor astral cómico a cambio de tus 4 mejores ideas, y si no aceptas, te lo roban todo, y pierdes. De consuelo nos queda recordar que todas esas cosas existieron, pero a veces hasta eso es imposible, lo creas, lo vives, lo terminas, y cuando lo tratas de recordar ya no esta ahí, se ha ido para siempre, ya no queda rastro alguno, pero sabes que sucedió, y eso es suficiente, hasta que también lo olvidas, hasta que también olvidas que sucedió, luego escribes notas para recordar, luego olvidas que escribiste notas, al final todo se pierde, desde aquel pequeño intento de nada, hasta el unicornio que tocó el sol y encontró a su familia, luego toco el fa y desapareció, porque a nadie le gustaba el fa, "era muy común" decían, era muy común un unicornio tocando el violín. Ya de viejo se te aparece el diablo, como les pasa a todos los viejos a cierta edad, pero tienen prohibido decirlo porque se quedan ciegos y pierden la memoria, y te hace una propuesta, recordarlo todo, recordarlo todo a cambio de tu vida, nadie acepta, por eso los viejos no recuerdan tantas cosas, te cuentan historias a medias o se quedan dormidos. El otro día se me apareció uno de esos magos azules, llego montando un pegaso muerto y luego me regalo la suerte con la excusa de estar cansado y se fue, se fue volando...

21 / noviembre / 2013

Etiquetas:

2 Comentarios

  • Mejorana

    Snak, adónde piensas que que irá todo cuanto se pierde en la memoria.
    ¿Se volverá con las estrellas? ¿Se perderá en el mar? O tal vez haya una especie de película con toda nuestra vida que se va repitiendo galaxia tras galaxia porque lo que a nosotros lo que nos parece mucho luego resulta que es poco o casi nada en el esplendor del Universo.
    Quién sabe Snak.
    ¿Te acuerdas de aquella vez que te ocurrió una cosa y tu estabas seguro de que la habías soñado?
    Me quiero ir a bailar, Snak. ¿Me llevas?

    21/11/13 09:11

  • Snakeiox

    Vamonos Mejorana, perdámonos como todo lo demás, hagámoslo bailando.

    Es un honor que me leas.

    Cariños!

    20/07/14 03:07

Mas de Snakeiox