TusTextos.com

Amor Imposible.

Como cada noche, me encuentro triste. Creo que a altas horas de la madrugada es cuando más sentimentales y nostálgicos nos ponemos... Porque no encuentro otra razón lógica para estar escribiendo entre lágrimas.
Intento dormir pero me es imposible. El insomnio me persigue desde aquel día que nuestros caminos se separaron. Me pongo a pensar en ti.
Éramos dos personas destinadas a cruzarse y a recorrer una parte de nuestra vida juntos. Éramos dos locos unidos por el mismo sentimiento en lo más profundo de nuestro ser. Éramos dos personas rotas por malas experiencias, malos amores, pero que juntos nos reconstruíamos el uno al otro. Éramos dos personas que sin buscarlo, encontramos una chispa, un empujón hacia la felicidad, un apoyo incondicional. Éramos dos chicos que nunca se imaginaron aquel primer día en lo que nos convertiríamos el uno para el otro. Éramos mucho más que dos amigos que disfrutaban juntos cada día que se veían. Éramos mucho más que besos y risas. Éramos mucho más que amantes buscando pasión en la noche. Éramos tú y yo, un nosotros. Y lo digo en pasado porque con todo el dolor de mi corazón ya no queda nada más que recuerdos.
Dicen que en la vida hay tres amores: El adolescente, el imposible y el de tu vida.
Tú eres ese amor imposible. Aquel por el que traté de luchar hasta el final. Aquel por el que dí todo cuanto tenía. Aquel que me hubiese gustado que fuera para siempre.
El destino no estaba de nuestra parte, eso lo tengo claro. Tal vez en otra etapa de nuestra vida, en otra edad o en otras circunstancias sí hubiese salido bien y en vez de escribir párrafos tristes, estaría declarando mi amor por ti entre versos y poemas.
Ha pasado mucho tiempo y tú sigues clavado en mí, en lo más profundo de mi ser. Me pregunto a diario cómo estarás, si te duele igual que a mí ésto. Si me has olvidado o si sigo presente en tu vida de una forma que a mí no me gusta. Si has encontrado otro amor o vas de flor en flor. Si estás sólo y vacío como me quedé yo sin ti. Si te encuentras en un mal momento y te acuerdas de mí porque sabes que estuve en las buenas y en las malas. Si eres feliz o no... Déjame decirte que yo no lo soy sin ti.
Aunque lo nuestro tuvo fecha de caducidad, tú serás sempiterno para mí pues tenemos una cuenta pendiente... Pero llamémoslo café que da menos miedo.
01 de junio de 2018

1 Comentarios

  • Regina

    Bonito texto, muy interesante. Saludos.

    03/06/18 09:06

Más de Srtaromo