TusTextos.com

Vacía.

Que irónico que la vida más nos pesa cuanto más vacía... Así me siento yo.
Dentro de mí hay un hueco que dejaste cuando nuestros caminos decidieron tomar direcciones distintas. ¡Jodido destino!
Deambulo por la vida con el abismo que este desamor enciende en mi interior, con los ojos tristes, una sonrisa apagada y un corazón roto. Combinación mortal.
A veces es como si padeciera el miembro fantasma. Desde que nos separamos no hago otra cosa más que sentirte y eso es mucho más doloroso.
Mi refugio estaba en tus labios, mi fuerza en tus brazos y mi felicidad en tu amor. Ahora que no estás, ya no queda nada de eso. Ahora sólo soy oscuridad, lágrimas y hastío.
Te elegí a ti como compañero de vida sempiterno pero tú no has dudado en irte, quién sabe, a otros labios, a otros brazos, a otra persona.
Me gustaría decirte todo lo que siento pero no sé cómo hacerlo y me da miedo el descubir que eso no te importa.
¿Cómo olvidar a quién no se va? Si me visitas a cada instante en mis pensamientos, si mi destrozado corazón se ha aferrado a tus recuerdos a pesar del adiós. Es imposible no extrañar a quién se ha quedado en lo más profundo de tu ser y a quién vive en tu sentir a pesar de no saber nada de esa persona.
Se podrá huir de las personas, de los lugares pero ¿y de los recuerdos? Casi nunca se puede.
Seguiré mirando al cielo porque es la única forma que tengo de verte. Eres mi estrella favorita. Quizás no duelas cuando ella se apague pero si veo una estrella fugaz, tú siempre serás mi deseo.
16 de mayo de 2018

Lo recomiendan

Más de Srtaromo