TusTextos.com

La Condenada Virtud de mi Virtuosa Condena.

Dicen que la vida son los momentos que recuerdas justo antes de morir, pero si no tienes la horrenda suerte de tomar consciencia de tu muerte, ¿significa eso que no has vivido?

Algo que me diferencia de otras personas es mi capacidad de ver mis actos desde el punto de vista de un extraño que tiene el poder de leer mis pensamientos, como si un narrador omnisciente me relatara mi propia novela a tiempo real. En esos momentos en los que tomo consciencia de mí misma son en los que me soy completamente sincera y en los que me doy pena en los ambos sentidos de la palabra.

Hoy por hoy soy una adolescente que no sabe ni siquiera cual de todos sus idílicos sueños perseguir, y que sin embargo cree haber diseñado ya el futuro con el que se enfrentará en su más íntima personalidad, manipulando con ello las vidas, los deseos e incluso los sentimientos de otras personas. Pero no he caído en la cuenta de que los planes nunca transcurren como se habían planeado, sino que planean como un avión de papel sobre un mapa hecho con miles de planes más que chocarán unos con otros y se depositarán de cualquier manera hasta el próximo suspiro de algún melancólico que cree tenerlo todo bajo control como yo.

Soy una escéptica que perdió la dignidad al mismo tiempo que ganó orgullo y aprendió sobre la hipocresía. Me he pasado mi escaso tiempo en esta impotente celda que es mi edad analizando a las personas y las situaciones con el fin de comprender mis propias razones y sentimientos, pero no he conseguido comprender el motivo de mi egoísmo para y con el amor.

Una vez mi padre me dijo, "date cuenta de que tu don a veces puede llegar a ser una molestia". Él en ese momento se refería a otras terceras personas sufridoras de las consecuencias de mi condenada virtud, entre ellas él mismo, pero hoy puedo ver que la principal víctima de tal honor es mi propio ser.

Ya solo me queda pedirle a ese dios en el que no admito creer que tenga piedad de mi para que, al menos, ese pecado que él sabe que yo deseo en mis adentros sobre todas las cosas, se cumpla, a pesar de que ello suponga un cargo de conciencia que se sumará a los recuerdos que formen el resumen de mi vida antes de que me sea arrebatada. 21-02-16
SuperandoloimposiblePublicado el 21 de febrero de 2016
Archivado en reflexion yo

Más de Superandoloimposible