TusTextos.com

Purificación

Olvidarme de la luna desde aquel tejado a medio construir, de tu camiseta en el suelo de mi coche, de horquillas que no abrieron cerraduras, pero sí pasiones. Acordarme de que yo tenía razón, de que eras un cabrón, de que me lo dije, te lo dije, y como una tonta dejé que cambiaras mi opinión. Olvidarme del pendiente que no encontré junto a aquel tractor de noche, y de la foto que no supo el mundo antes de que te vieran junto a otra boca. Olvidarme de las últimas palabras en ese parque que no me repitirías vestidos de boda y de los besos que escondimos bajo el ruido de muchas notas.

Alejarme sin sentirme dolida, pero sí culpable; refugiarme en otra cultura y pensar en otro idioma. Llorarle a un sauce mis razones para que el viento del norte las arranque y se las lleve al mar. Dejar que el arte oculto entre unas paredes santas me reconstruya sin que lo crea, y que la mirada de socorro más humana que jamás haya visto, clavada en mí desde el otro lado de la sucia vitrina que me separa de ese chimpancé, me devuelva las ganas de luchar. Enfurecer a ritmo de rap y de un libro amarillo de letras negras, y desenfadarme en sueños. Volver a ser yo misma al escuchar el silencio del motor apagado tras un largo viaje en coche y, por fin, entrar en casa queriéndome de nuevo.
SuperandoloimposiblePublicado el 07 de septiembre de 2018
Archivado en reflexion viaje

Lo recomiendan

1 Comentarios

  • Remi

    Entiendo tu texto como un alejamiento necesario para verlo todo desde la distancia. Ver desde lejos ayuda a recomponerse y a entender, para después regresar a "...casa queriéndome de nuevo".
    Me gusta mucho como escribes, se perciben las sensaciones.
    Un abrazo Su...

    23/09/18 10:09

Más de Superandoloimposible